Menú Principal
10 de mayo de 2021

11 jóvenes en la red Sename Biobío comenzaron sus estudios superiores

Unos se encuentran en residencias de protección y otros cumplen sanción en centros de justicia juvenil.

En un año escolar 2020 diferente, viviendo un proceso educativo nunca antes visto y adaptándose a cambios y desafíos impensados, con esfuerzo, perseverancia y el apoyo de los equipos de profesionales que están a su cuidado, los jóvenes no solo sacaron adelante su año académico, si no que hoy dan un paso más, ingresando a la educación superior.

De los 11 que comienzan su año académico, cinco lo harán en carreras técnicas y seis en profesionales. Además, dos de ellos decidieron realizar un preuniversitario este año y subir su puntaje. Es el caso de Matías, quien manifestó que “jamás he permitido que vivir en una residencia fuera un impedimento en mi vida; por el contrario, ha sido una forma de superación, donde he recibido apoyo en todo lo que me he propuesto. Pude terminar mi enseñanza media con un buen promedio y ahora realizo un preuniversitario, gracias a la ayuda de la residencia y de todas esas increíbles personas que han creído en mí, que me han inspirado a continuar y mejorar en cualquier ambiente. Gracias por todo”, concluyó el joven.

Daniela estudia Ingeniería en Minas y valoró el apoyo recibido: “Gracias a la residencia pude y puedo seguir estudiando, siguiendo mi camino para salir adelante. Mi motivación y mi meta desde muy niña siempre fue ingresar a la universidad, ser una profesional, valerme por mí misma y demostrar que, a pesar de todas las dificultades, se puede, que nunca hay que bajar los brazos; de la misma forma quiero apoyar a mi hermano en estos procesos”, explicó Daniela.

Por su parte, Sebastián señaló haberse sentido acompañado por la residencia porque “he salido adelante gracias a su ayuda; es fundamental estudiar, ya que entrega herramientas muy útiles para el futuro. Yo no sabía cocinar y me empezó a llamar la atención, ahora estudio Gastronomía Internacional y me proyecto trabajando en un crucero o en otro país”, aseguró el joven.

En tanto, la directora regional del Sename Biobío, Elena Schulz, precisó que “estamos muy orgullosos de estos jóvenes, son un ejemplo de esfuerzo y superación demostrando que, a pesar de todo, siempre es posible un nuevo comienzo”.