Menú Principal

Normativa

La participación ciudadana es un elemento central en el diseño e implementación de las políticas públicas, puesto que contribuye de manera directa a la legitimidad de las decisiones de las políticas y al fortalecimiento de la democracia. Para lograr este cometido, existen diversos mecanismos formales de diálogo entre las entidades estatales y la sociedad civil para que esta última pueda ser parte de los procesos de toma de decisiones.

Con la promulgación de la Ley N°20.500 sobre Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública, del 16 de febrero del 2011, y el posterior Instructivo Presidencial N° 007 del 06 de agosto de 2014, se robustece la Participación Ciudadana en la gestión pública ya que el Estado asume un compromiso fehaciente con la ciudadanía con el fin de fortalecer el rol participativo de la sociedad civil a través de la participación ciudadana. En el instructivo mencionado de define la participación como “un proceso de cooperación mediante el cual el Estado y la ciudadanía identifican y deliberan conjuntamente acerca de problemas públicos y sus soluciones, con metodologías y herramientas que fomentan la creación de espacios de reflexión y diálogos colectivos, encaminados a la incorporación activa de la ciudadanía en el diseño y elaboración de las decisiones políticas”.

Los mecanismos de participación son:

  • Cuenta pública participativa
  • Consejo de la Sociedad Civil
  • Consultas ciudadanas
  • Acceso a la información relevante

Ley 20.500 sobre Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública


Instructivo Presidencial N° 007 de 2014