Menú Principal
10 de noviembre de 2016

Jóvenes cultivan su cambio en centro cerrado de justicia juvenil de Coronel

Los adolescentes participaron en procesos de producción agronómicos, ecológicos y productivos con intervenciones socioeducativas y de rehabilitación de drogas.

Con la inauguración de un invernadero, los jóvenes que cumplen su sanción bajo la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente en el centro cerrado de justicia juvenil de Coronel, finalizaron con éxito el proyecto “Cultiva tu cambio, produciendo con eficiencia energética”, instancia que financió el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del gobierno regional del Biobío, y que ejecutó el Servicio Nacional de Menores (Sename).

uuno_0002

Durante el cierre de este proyecto, los adolescentes estuvieron acompañados por sus familias; por el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Jorge Cáceres; y la directora regional del Sename, Rina Oñate. La máxima autoridad del sector de justicia valoró el apoyo del gobierno regional con recursos para el trabajo que realiza el Sename, “lo que fue asumido con responsabilidad por los jóvenes y profesionales, realizando un trabajo extraordinario, con un invernadero de lujo, y que implica un cambio en su conducta, contribuyendo a su reinserción social”, precisó Cáceres.

Este innovador proyecto del Sename es un modelo integrado de intervención y tuvo como principal objetivo favorecer los procesos de rehabilitación del consumo de drogas en los jóvenes que atiende en el centro cerrado de justicia juvenil de Coronel.

“Se trabajó junto a ellos y sus familias en el aprendizaje para crear y poner en marcha un invernadero. A partir de esto, se enlazaron procesos de producción agronómicos, ecológicos y productivos con intervenciones socioeducativas y de rehabilitación de drogas con los adolescentes. Además, se implementaron estrategias de acercamiento al medio libre que involucraron a su entorno familiar y social”, señaló la directora regional del Sename.

Finalmente, Rina Oñate destacó que “para los jóvenes este proyecto representa algo vital y de suma importancia, ya que significa una nueva instancia para que puedan rehabilitarse y a la vez adquieran habilidades que los beneficiarán en sus procesos de reinserción social”.