Menú Principal
1 de septiembre de 2022

Joven prepara su reinserción social y laboral gracias a la estética

Paloma, quien actualmente se encuentra en el sistema semicerrado del Centro de Justicia Juvenil de Arica, está a días de terminar su sanción y ya cuenta con su propia Pyme: “Cristina”, Beauty by Paloma.

Para los y las jóvenes que se encuentren en conflicto con la justicia y que han sido objeto de alguna sanción o medida cautelar dictada por los Tribunales de Justicia de Arica, el Servicio Nacional de Menores (Sename) tiene una amplia oferta de actividades que pueden desarrollar. Aquí pueden acceder a la continuidad de sus estudios, tratamientos de adicciones, práctica de deportes, cursos y capacitaciones laborales, entre muchas otras oportunidades.

Es en este contexto que se encuentra Paloma, quien acaba de cumplir 19 años, le quedan menos de 25 días para cumplir su sanción (sistema semicerrado) en dependencias del Centro de Justicia juvenil de Arica, administrado directamente por Sename, y quien egresará, felizmente, con un trabajo estable. Se trata de su propia pyme: “Cristina”, Beauty by Paloma, la cual se especializa en el lifting de pestañas, laminado de cejas, manicura y esmaltado de uñas.

Según comentó la joven, esta inspiración vino primero gracias a su abuela materna, Cristina, brasileña que siempre le inculcó la belleza y el cuidado personal como una posible fuente de trabajo, seguido de un taller de autocuidado realizado en el marco de talleres socioeducativos que se brindan al interior del centro para quienes se encuentran cumpliendo sanción. De esta forma, descubrió que tenía verdaderas habilidades y aptitudes para realizar este tipo de labor, de forma independiente y autónoma, tanto así, que se atrevió con su propio emprendimiento en base a la reinserción social.

“Mi abuelita que era brasileña se llamaba Cristina, por eso el nombre de mi emprendimiento. Siempre miraba el trabajo que ella hacía con las pestañas y cejas, pero la verdad nunca me intereso demasiado, pero aquí, gracias a las tías y educadoras, me guiaron y motivaron a participar del taller de lifting de pestañas que el mismo Sename me brindó, pensando en mi futura reinserción social. En el taller me fue súper bien, entonces el mismo centro me becó y obtuve un curso y certificación en lifting de pestañas, laminado de cejas, manicura y esmaltado de uñas, lo que me ha cambiado la vida. Ya tengo mi propia pyme y clientes, y gracias a esto espero nunca volver a cometer una embarrada en mi vida; este nuevo emprendimiento me ayudó mucho a mi reinserción social y laboral. En el Sename sí se realizan cosas buenas, solo depende de cada uno”, explicó Paloma.

El curso de lifting de pestañas, laminado de cejas, manicura y esmaltado de uñas fue realizado por el centro de educación “New Talents”, teniendo como objetivo el adquirir bases sólidas en el conocimiento teórico y práctico del tratamiento de pestañas y uñas (cuidado, técnicas y productos de embellecimiento y tinturación), así como del perfilado de cejas de acuerdo a las normas de seguridad, salud e higiene.

Asimismo, Paloma pudo profundizar en el desarrollo de estas técnicas con el fin de que, en un futuro cercano, pueda también desempeñarse en salones, institutos de belleza y estética.

Pablo González, director regional del Sename Arica, comentó sobre el hecho que “como Gobierno siempre buscamos la mejor alternativa para los y las jóvenes que cumplen sanción en nuestros centros, buscamos que puedan acceder a círculos virtuosos para su desarrollo personal y de reinserción social y laboral. Por lo mismo, el resultado obtenido por Paloma no es fruto del azar, sino del trabajo realizado por la dirección regional, la directora del centro, funcionarios, educadores y educadoras de trato directo, pero sobre todo por el esfuerzo de esta joven, quien nunca faltó a clases y entregó todo de su parte para volverse un aporte para la sociedad, y quien a punta de voluntad y de querer cambiar su vida ya tiene su propia pyme de belleza”, afirmó la autoridad.

Paloma, pronta a terminar su sanción, ya cuenta con una creciente clientela con trabajos tanto en su propio hogar como a domicilio, y a base de esfuerzo, dedicación, resiliencia y ganas de doblarle la mano al destino, ha ido creciendo poco a poco laboralmente y también como persona.