Menú Principal
19 de julio de 2022

Jóvenes en conflicto con la justicia tienen destacada participación en campeonato de baby fútbol

Miembros del Programa Multimodal liderado por la Corporación de Formación Laboral al Adolescente (Corfal), colaborador del Sename Arica, tomaron como énfasis el fútbol como una herramienta de transformación social.

Un grupo de jóvenes pertenecientes al Programa Multimodal de Corfal fue invitado a formar parte de un torneo de baby fútbol, campeonato de modalidad cuadrangular que contó con la participación de otras escuadras destacadas dentro de la Región de Arica y Parinacota. El equipo fue invitado a ser parte no solo de los partidos de fútbol contemplados en el certamen, sino que también de la organización, ya que participaron en las reuniones para establecer detalles del evento, tales como reglas, arbitraje y tiempo de juego, entre otros. Iniciativa que permitió obtener experiencia de colaboración junto a los otros jóvenes participantes.

Tras esto, los protagonistas participaron activamente de los partidos y organización, estableciendo lazos de colaboración durante las actividades del campeonato organizado por el Club Deportivo Social y Cultural Las Vizcachas, para así darle un fuerte énfasis al trabajo en equipo y usar el deporte como una herramienta de ayuda para los jóvenes en conflicto con la justicia.

Para Jovania Lizana, directora del Programa Multimodal de Corfal, integrarse a este tipo de actividades “es formar parte de un todo, es fusionar partes por completar o faltantes. Desde cualquier perspectiva la integración tiene consigo dos partes que se unen, y que, sin duda alguna, visto desde el ámbito deportivo y usando el fútbol como herramienta de integración, es sumamente importante para los jóvenes que infringieron la ley”, explicó.

Por su parte, el director regional del Sename, Pablo González, comentó que “el deporte tiene el poder de cambiar el mundo, inspira a los jóvenes a superarse y trabajar en equipo, tiene el poder de unir y hacer nuevos amigos y amigas, y qué mejor forma que usarlo no solo como deporte, sino que también como una herramienta de transformación social”.

Al final del campeonato se hicieron reconocimientos a los capitanes de cada equipo, reconociendo la positiva resolución de conflictos, trabajo en equipo y superación de situaciones críticas, con el objetivo de apartar el individualismo para sumarse al trabajo colectivo.