Menú Principal
26 de abril de 2022

Capacitación en Cocina Vegetariana abrirá nuevas oportunidades laborales a jóvenes en reinserción social

El curso, ejecutado a través de Inacap Rancagua, se enmarca en los procesos individuales de adolescentes que cumplen sanción en el Centro Cerrado de Graneros.

El Centro Cerrado (CRC) de Graneros, a cargo del Servicio Nacional de Menores (Sename) O’Higgins, e Inacap Rancagua, a través del programa Transferencia al Sector Público del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), están ampliando las opciones laborales de jóvenes que infringieron la ley, en el marco de los lineamientos técnicos del sistema que trabaja la reinserción social.

El director regional del Sename O’Higgins, Víctor Silva, felicitó a los jóvenes que culminaron este curso de capacitación. “Esto responde al trabajo de los equipos del centro que genera las instancias para conocer los intereses de los adolescentes, y de esa forma gestionar capacitaciones que vayan de la mano con sus expectativas, cumpliendo con el objetivo de la reinserción social de cada uno de ellos”, señaló la autoridad.

Por su parte, el profesor a cargo de ejecutar la capacitación, Eric Puga, manifestó satisfacción por ver el compromiso de los adolescentes: “Tuve una muy buena recepción de parte de los jóvenes y estuvo muy entretenido, ya que varios tenían mucho interés en cocina. Algunos ya cuentan con cursos y manejan información y técnicas, a diferencia de otros que no sabían, pero se fue equiparando a medida que fue avanzando la capacitación, ya que los que sabían ayudaban a los más inexpertos. Fue una muy buena experiencia, ojalá se pueda repetir”.

En tanto, el ejecutivo comercial de Inacap sede Rancagua, Rodrigo Cuevas, sostuvo que “esta es una de las capacitaciones que más me ha gustado, porque los chicos tienen doble motivación: pueden aprender nuevas formas de preparar y a la vez comen algo rico. Como entidad nos preocupamos de entregar contenido y experiencia a través del profesor, quien cuenta con una vasta experiencia como chef, adecuando las clases a preparaciones simples y básicas, para que los jóvenes pudieran también disfrutar de la capacitación”, explicó Cuevas.

Finalmente, la representante del Sence O’Higgins, Marcela Contreras, indicó que “es gratificante ver que los jóvenes pueden acceder a este tipo de capacitaciones, entregarles herramientas para que se desarrollen a futuro en algún empleo, tanto de manera dependiente como independiente; me alegra ver que hay familias que los acompañan y, sobre todo, que tengan la inquietud y las ganas de hacer algo que les permita acceder a una mejor calidad de vida”.