Menú Principal
19 de enero de 2022

Jóvenes privados de libertad se certifican en soldadura

Ocho adolescentes que permanecen en el CIP-CRC de Copiapó recibieron, además, implementos para continuar desarrollando el oficio al momento de salir en libertad y así cumplir con la anhelada reinserción social.

Durante 150 pedagógicas, adolescentes que cumplen condena y están con medidas cautelares en el Centro de Régimen Cerrado (CRC) y el Centro de Internación Provisoria (CIP) de Copiapó participaron del curso “Técnicas en Soldadura”, el cual se extendió entre noviembre y diciembre del 2021 con el objetivo de fortalecer el plan de reinserción social estipulado en la Ley de Responsabilidad Adolescente 20.084.

Los participantes se mostraron entusiastas e interesados en adquirir nuevas herramientas que les aportarán más habilidades técnicas para desempeñarse en labores con alta demanda en la Región de Atacama. “Ahora que ya tenemos este conocimiento sería bueno continuar especializándonos en este oficio para que, el día de mañana, tengamos más posibilidades de tener trabajo cuando salgamos del centro”, manifestó uno de los jóvenes certificados

El director del CIP-CRC Copiapó, Franco Castillo, aseguró que la planificación, tanto de cursos dictados por externos como de talleres efectuados por monitores del servicio, “está enfocada en fortalecer las capacidades de los adolescentes, considerando privilegiar actividades con contenido actualizado acorde a lo que va exigiendo el mercado, para que a la hora de salir en libertad cuenten con los conocimientos apropiados para desarrollarse en un campo laboral más abierto”.

Asimismo, la directora del Sename Atacama, Carolina Cortés, destacó la importancia de la actualización y resaltó la estrategia que está elaborando el servicio para detectar los mejores oferentes, públicos y privados, a través del permanente contacto con el intersector. “Nuestros usuarios y usuarias son jóvenes que se han visto enfrentados a situaciones complejas durante sus vidas; es fundamental que sientan que confiamos en sus capacidades, para que así en el futuro tengan la autoconfianza suficiente de transitar por el camino del éxito basado en sus esfuerzos”, señaló la autoridad.

El curso de Técnicas en Soldadura fue ejecutado por la Consultora Atacama Risk, la que además de formar a los adolescentes en la materia hizo entrega de una soldadora al arco manual y de una máscara de soldar fotosensible a cada uno de los certificados, con el propósito de motivar y perseverar en las actividades de práctica.