Menú Principal
21 de diciembre de 2021

Jóvenes realizan colorida muestra con artesanías fabricadas en talleres de oficio del Centro Semicerrado Santiago

La actividad tuvo como propósito exhibir los diversos productos y procesos necesarios que han aprendido para crearlos.

Con el objetivo de valorar, difundir y dar a conocer los resultados del trabajo permanente que se realiza en los talleres del Centro Semicerrado (CSC) Santiago (Femenino), las adolescentes que aquí cumplen sanción realizaron una muestra de productos artesanales en dependencias de la Dirección Regional Metropolitana del Sename.

Jabones de distintos aromas y texturas, monederos, billeteras y estuches en eco cuero, portallaves de lana y hasta vitrales con técnica transparente en acrílico son solo algunos de los productos que las jóvenes han aprendido a confeccionar, a través de las variadas capacitaciones que se ofrecen al interior del recinto administrado por el servicio.

Estos espacios son oportunidades para su futuro y, por ende, los talleres son permanentemente renovados en función de los propios intereses atingentes de las adolescentes. En el proceso de aprendizaje se otorgan diferentes herramientas dirigidas a una mejor regulación emocional, a través de la práctica, la vivencia y las dinámicas en grupo.

Según Paula Concha, directora del CSC Santiago, “el taller involucra mucho más que solo el resultado final de un producto, sino que aporta en el desarrollo personal e individual de preparación para la vida independiente. Es parte de lo que nosotros pretendemos con este espacio en que se muestran los productos realizados por las jóvenes en el centro, y que tiene que ver con los planes de intervención y procesos de reinserción de cada una de ellas”.

Javiera, una de las jóvenes que cumple sanción, señaló por su parte que “los talleres, sobre todo el de jabones artesanales, han sido súper entretenidos, porque aprendimos a usar técnicas de mezcla en aromas o sabores con los que se van haciendo. Uno les pone harto amor para que queden bonitos y sean buenos productos. Personalmente, le he sacado harto provecho y espero seguir aprendiendo más, porque estos talleres se transforman en oportunidades para nosotras, cosa que en un futuro podamos hacer nuestras propias pymes y solventarnos”, explicó la adolescente.