Menú Principal
29 de septiembre de 2021

Tras campaña del Sename aumentan los postulantes para ser familias de acogida

“Más Familia, Más Amor” es la campaña que realizó el Servicio Nacional de Menores para potenciar el acogimiento transitorio de niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos, evitando que permanezcan en hogares.

Con excelentes resultados concluyó la campaña “Más Familia, Más Amor” del Servicio Nacional de Menores (Sename) que durante agosto y comienzos de septiembre buscaba incentivar las postulaciones para ser familia de acogida en todo el país. Esta modalidad, conocida también como FAE, consiste en cuidar de manera transitoria a los niños, niñas y adolescentes que han sido gravemente vulnerados en sus derechos, mientras se trabaja con sus familias de origen o se les encuentra una familia adoptiva. Con esto se evita que tengan que permanecer en residencias de protección durante el periodo en que el tribunal resuelve su situación definitiva.

Durante el mes de agosto de este año, en plena campaña, se inscribieron 664 postulantes, lo que triplica la cifra de los inscritos durante el mismo mes de 2019, que fueron 206, y supera con creces los 390 que postularon en agosto del año pasado.

En cuanto al perfil de inscritos, la mayoría son mujeres, y el rango etario con más interesados es entre los 30 y 39 años. Los inscritos son derivados a los proyectos de familias de acogida en sus respectivas regiones, donde comenzarán su evaluación.

Entre los requisitos para inscribirse se encuentran, entre otros: ser mayor de edad, de cualquier estado civil, no tener antecedentes penales ni estar inhabilitado para trabajar con niños, contar con ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades del grupo familiar, y ser capaz de entregar cariño y amor mientras dure el acogimiento, sabiendo que el tiempo compartido fue un paso importante para el desarrollo y bienestar de un niño o niña. Los postulantes pasan por un proceso de evaluación gratuito (que es distinto a la evaluación para adoptar, porque tiene fines distintos). Una vez que reciben a un niño firman un compromiso que establece las condiciones del acogimiento y reciben apoyo de psicólogos y trabajadores sociales.

La directora nacional del Sename, Rosario Martínez, explica que una familia de acogida “tiene muchos beneficios para los niños, niñas y adolescentes que han sufrido vulneraciones, en especial para los más pequeños, ya que durante los primeros años de vida es cuando necesitan cuidados más personalizados”. Agrega que “es importante que haya muchas familias de acogida disponibles, porque así los tribunales tienen más opciones para dejar a un niño bajo un cuidado familiar y no en un hogar”. Actualmente los menores de edad que están en acogimiento superan los 6 mil, pero aún hay más de 4 mil que permanecen en residencias de protección.

La autoridad agradeció a todos quienes han postulado para transformarse en familia de acogida, en especial porque esta es la última campaña que realiza Sename sobre este tema, ya que desde el próximo 1 de octubre el nuevo Servicio Mejor Niñez estará a cargo del área de protección de la niñez y adolescencia vulnerada en sus derechos, lo que incluye programas ambulatorios, familias de acogida, residencias y adopciones.