Menú Principal
24 de septiembre de 2021

Jóvenes ya disfrutan de la Residencia Familiar Puma

A dos años de la puesta en marcha del nuevo modelo proteccional, entró en funcionamiento una nueva Residencia Familiar en la Región Metropolitana.


flickr  Ver imágenes


En el marco del cierre del Cread Pudahuel, 13 jóvenes de entre 14 y 18 años se trasladaron hasta la nueva Residencia Familiar Puma, la cual les brindará un mejor espacio para vivir y desarrollarse de manera integral, materializando así el compromiso del cierre progresivo de los centros de protección masivos.


Desde hace varios años que el Sename trabaja incesantemente en un cambio de mirada, desde un modelo masivo a un espacio emocionalmente seguro para niñas, niños y jóvenes. “Hoy es un gran día, les estamos dando la bienvenida a estos adolescentes que llegan a la Residencia Familiar Puma, donde encontrarán espacios personalizados de protección con herramientas que permitirán su desarrollo y reparación, para eventualmente volver con sus familias y prepararse para la vida independiente. Esperamos de corazón que disfruten su nueva vivienda”, señaló Rosario Martínez, directora nacional del servicio.


La nueva residencia familiar permitirá que los jóvenes se puedan beneficiar del apoyo que la red local les ofrecerá, tanto en ofertas programáticas de educación, salud, cultura y recreación; oportunidades que son relevantes para su inserción en la comuna. El equipo profesional a cargo del cuidado de los adolescentes está compuesto por 28 profesionales entre psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales y técnicos en enfermería, entre otros.

“El modelo de residencias familiares tiene componentes muy importantes, los cuales queremos hacer efectivos como equipo de Puma: una residencia emocionalmente segura, con un mejor acompañamiento terapéutico familiar y/o para la vida independiente. La idea es que nuestra intervención sea bien focalizada, de tal manera que sea una experiencia positiva y significativa en lo que respecta a la proyección de sus vidas”, afirmó Cristián Lorca, director de la Residencia Familiar Puma.


Por su parte, la jefa técnica del Cread Pudahuel, María Jesús Avello, destacó lo emocionante que resulta al fin ver materializado todo el trabajo técnico en beneficio de los jóvenes. “Cuesta soltar, ha sido una preparación extenuante; sin embargo, este es un gran cambio en el cual todos tenemos que manejar expectativas y entender que también es un proceso que requiere adaptación, en el cual todos estamos involucrados, con el fin de poder entregarles las herramientas que requieren según sus necesidades”, explicó.