Menú Principal
20 de agosto de 2021

Convenio entre el Sename y Mizos hace llegar colaciones nutritivas a residencias de protección a lo largo de todo el país

La empresa entregará 5.500 meriendas que serán enviadas a residencias y organismos colaboradores del servicio. 

En el marco del Día de la Solidaridad, la directora nacional (s) del Servicio Nacional de Menores, Fabiana Castro, junto a Gonzalo Aspillaga, socio fundador y gerente general de la empresa de snack saludables Mizos, visitaron la Residencia Familiar Bilbao, en la comuna de Providencia, donde niñas y niños de entre 8 y 14 años participaron de entretenidas actividades y aprendieron más sobre una buena y sana alimentación.

Asimismo, de forma paralela se está llevando a cabo la distribución de estas colaciones nutritivas a residencias proteccionales de la red Sename en todo el país, gracias al convenio de colaboración público-privado entre Mizos y el servicio.

Sobre la iniciativa, el gerente general de Mizos, Gonzalo Aspillaga, señaló que “tenemos como propósito ayudar a la nutrición saludable de toda la familia; creemos en el cambio ojalá desde la primera infancia, por lo que buscamos hacer productos saludables, pero a la vez ricos. Por eso quisimos aportar, desde nuestra expertise, a los niños que viven en residencias del Sename. Esperamos que sea solo el primer paso de una colaboración más estable a futuro”.

Por su parte, la directora nacional (s) del servicio, Fabiana Castro, sostuvo que “para nosotros es fundamental reforzar la alimentación saludable de todos los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en la red Sename, por eso estamos muy contentos con esta alianza público-privada con Mizos, que nos permitirá acercarlos a una buena alimentación con productos ricos y nutritivos”.

Durante la jornada, además de concretarse la alianza entre ambas entidades, niños y adolescentes estuvieron atentos a una clase de alimentación saludable, para luego disfrutar de estos productos.
Mizos es una marca que nació con la creación de un snack para niños que fuese saludable, nutritivo y apetitoso. Para ello utilizaron las propiedades y beneficios del arroz integral y el sabor de las frutas de nuestro país, elementos cruciales para contribuir a reducir la obesidad en Chile y, al mismo tiempo, mejorar la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes.