Menú Principal
19 de agosto de 2021

Centro Cerrado de Graneros marca un hito en el respeto a los derechos de jóvenes transgénero

El recinto habilitó la primera casa destinada a personas con esta identidad de género.

El Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Graneros, dependiente del Sename O’Higgins, abrió, a petición del interesado, la primera casa destinada a un joven transgénero, lo que marca un antes y un después en el reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas transgénero privadas de libertad, en el marco de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente.

La directora regional (s) del servicio, Pamela Urquhart, manifestó sobre el hecho que “esto ha sido posible gracias a la labor colaborativa entre la dirección regional; Lorraine Salvo, activista trans, y el compromiso de todos quienes forman parte del equipo del CIP-CRC, con el respeto de los derechos humanos y la validación de la autopercepción de la identidad de género en las prácticas del trabajo diario”.

Lo anterior se suma a un trabajo socioeducativo sobre la identidad y expresión de género, y el impacto positivo que tendrá en los procesos de reinserción social de las y los jóvenes, fomentando así una sociedad más inclusiva.