Menú Principal
21 de mayo de 2021

Oficinas de Protección de Derechos de Atacama se reúnen con la Defensoría de la Niñez

Profesionales del organismo autónomo entregaron detalles de las funciones y facultades para la defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes, además de la facilitación de garantías para su efectiva ejecución.

Las Oficinas de Protección de Derechos de la Infancia y Adolescencia (OPD) de las nueve comunas de la región se reunieron, vía online, con la Defensoría de la Niñez Zonal Norte -que tiene injerencia en Atacama, Coquimbo y Valparaíso- con el fin de dar a conocer los alcances, funciones, facultades y trabajo que desarrolla este organismo que, si bien es estatal, también es autónomo.

La abogada Pilar Medina y la trabajadora social Juana Moreno, ambas funcionarias de la Defensoría, explicaron las labores desarrolladas durante el 2020 en materia de observación y detección de vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes (NNA) en la zona, las cuales, preferentemente, apuntaron a los casos de supuesto maltrato policial ejercido en las jornadas de manifestaciones durante el estallido social. Asimismo, el trabajo también se centró en la promoción y difusión de derechos de niñez y adolescencia y el fortalecimiento de la participación, especialmente en el proceso político que vive el país en la actualidad.

“Estamos ad portas de un cambio institucional importante, en el cual las OPD seguirán realizando sus tareas; no obstante, lo harán bajo la supervisión y subvención del nuevo Servicio Nacional de Protección a la Niñez y Adolescencia, Mejor Niñez. Como Sename estamos disponibles para hacer los nexos necesarios con miras a esta modificación, además de informarnos de la continuidad del trabajo que este servicio desarrolló por mucho tiempo”, manifestó la directora regional en Atacama, Carolina Cortés.

Las y los directores de las OPD tuvieron la posibilidad de resolver dudas respecto a protocolos de actuación frente a situaciones puntuales de vulneración de derechos que han podido detectar, como el caso de niñas y niños migrantes y de las poblaciones gitanas, entre otras. En este contexto, se reflexionó respecto de varios factores a tratar y se comprometió el contacto permanente entre las oficinas y la Defensoría de la Niñez para poder avanzar en dichas materias.