Menú Principal
21 de abril de 2021

Subprograma Búsqueda de Orígenes sigue activo ante la pandemia en Tarapacá

Las personas que hayan sido adoptadas y que deseen conocer sobre su historia de origen, pueden hacerlo a través del sitio web del Servicio Nacional de Menores.


https://www.sename.cl/web/index.php/programa-busqueda-de-origenes/


Con la finalidad de que las personas adoptadas mayores de 18 años puedan buscar sus raíces biológicas, el Sename, a través del subprograma “Búsqueda de Orígenes”, cuenta con la posibilidad de entregar la asesoría técnica y jurídica para acompañar este proceso.

Pese a la larga cuarentena actual, la institución sigue trabajando en todas sus áreas, adaptando la atención de los usuarios/as de manera virtual, otorgando la posibilidad a las personas adultas adoptadas y que quieran iniciar el proceso para conocer sobre su historia de origen, puedan hacerlo tal cual lo contempla la normativa legal vigente.

En el año 2019, a nivel nacional, se realizaron 567 solicitudes de personas adoptadas que buscaban tomar contacto con sus progenitores y familias biológicas. “Los objetivos y alcances de este subprograma dicen relación con los procedimientos amparados en la Ley 19.620 para la búsqueda y eventual encuentro con la familia de origen, como el derecho a la identidad y que se constituye como uno de los derechos humanos fundamentales e inherentes a toda persona”, manifestó la directora regional del Sename Tarapacá, María Teresa Osorio.

A través del sitio web del Sename y/o de su Oficina de Información, Reclamos y Sugerencias (OIRS), el interesado puede iniciar el proceso de búsqueda a través de profesionales especializados en la materia, entre los que se encuentran abogados, trabajadores sociales y psicólogos que brindan la asesoría, preparación y acompañamiento de los actores involucrados. El proceso puede durar entre seis meses a un año, y hoy se puede realizar de manera 100% virtual.

“Este proceso gratuito se puede realizar desde el extranjero o en Chile, pues se requiere contar con cédula de identidad o en su defecto copia del pasaporte”, destacó Patricio Arriagada, psicólogo de la Unidad de Adopción.

El programa Búsqueda de Orígenes resguarda la privacidad de la persona interesada. Sin embargo, para desarchivar los antecedentes de una adopción, el Tribunal de Familia competente exige notificar a los padres adoptivos en estos casos, aun cuando los interesados sean mayores de edad.

El usuario tiene el derecho a solicitar el contacto con su familia de origen, sin embargo, para poder concretarlo, debe tener presente la legislación que regía en el año en que fue adoptado y también el derecho legal que tiene la familia biológica a que se respete su derecho a privacidad, es decir, si acepta o niega el encuentro con el solicitante.