Menú Principal
19 de noviembre de 2020

Se amplía oferta de protección con nueva residencia para niños y niñas en Coquimbo

El centro colaborador del Sename viene a reforzar la oferta en materia de cuidado alternativo y atenderá a doce niños y niñas de entre 6 y 12 años.

El 01 de noviembre inició su proceso de marcha blanca la residencia Centro de Vida El Puente, en Coquimbo. El centro de protección, dependiente de la Corporación de Ayuda a la Infancia Casa Montaña, albergará a niñas y niños de 6 a 12 años, llenando la necesidad de contar con una nueva oferta residencial en la Provincia del Elqui.

De manera virtual y con la presencia de la directora nacional del Servicio Nacional de Menores, Rosario Martínez, se dio a conocer la nueva residencia a magistrados, profesionales de la red Sename, consejeros técnicos de juzgados de familia y organizaciones de la sociedad civil.

En la oportunidad, la directora nacional valoró la implementación de la nueva oferta. “Sé que ha sido un gran trabajo lograr esta residencia, porque efectivamente es muy importante para nosotros, desde la intervención de niños, niñas y adolescentes, mantener el arraigo, la cercanía con la familia de origen para mantener ese vínculo, generar redes y restituir el derecho del niño a vivir en familia”.

En tanto, la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, recalcó que poner a los niños primero en la fila forma parte de un compromiso presidencial. “Nuestro Gobierno tomó desde el primer día un gran compromiso, y a quienes formamos parte de él nos alegra tener la oportunidad de cambiar la vida de los niños y niñas, trabajando en conjunto y dando lo mejor de nosotros. Nada sería posible sin el compromiso de presidencia de poner a los niños primero”, enfatizó.

El representante legal del organismo colaborador, Marcelo Marcón, destacó que esta es la segunda residencia de la corporación en la Región de Coquimbo, ya que el 2019 se hicieron cargo de Centro de Vida Chile, para niños y niñas en edad preescolar: “Quiero agradecer la confianza que nos han tenido, hemos podido cambiar vidas gracias al trabajo como equipo con el Sename, y eso se ha cumplido a cabalidad”, afirmó.

Para atender de mejor manera a niñas y niños, el servicio desarrolló capacitaciones para los profesionales y educadores que trabajarán en este centro, en función de contar con una formación específica y certificada para cada rol. El equipo cuenta con 15 profesionales, todos con experiencia en el trabajo con infancia vulnerada, entre los que destacan psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogas y educadores de trato directo.

“Estamos centrados y concentrados en el bienestar de niños y niñas, se ha puesto todo el esfuerzo por ir cubriendo brechas. Ya cubrimos una con una residencia para niñas y adolescentes, ahora tenemos esta residencia para escolares y prontamente tendremos residencias familiares para varones”, concluyó la directora del Sename Coquimbo, Verónica Zárate.