Menú Principal
17 de noviembre de 2020

Jóvenes de la Residencia Familiar Coyhaique donaron platos reciclados al Canil Municipal

Los adolescentes trabajaron en la creación de insumos para mejorar el cuidado de los animales que se encuentran listos para ser dados en adopción.

La emergencia sanitaria ha permitido, de una u otra manera, a contribuir con la descontaminación ecológica, generando espacios donde adolescentes y jóvenes en la red Sename puedan ser parte de este proceso, como en este caso de ir en ayuda de animales que fueron abandonados y que forman parte de la comunidad.

Es por ello que los jóvenes que habitan la Residencia Familiar Coyhaique, dependiente del Servicio Nacional de Menores, trabajaron en la creación de innovadores platos reciclados e insumos para ayudar a mejorar el cuidado de los animales que se encuentran en el Canil Municipal Coyhaique, para luego ser dados en adopción.

Al respecto, Gabriela Bahamonde, directora regional del Sename Aysén, sostuvo que “en esta crisis sanitaria es necesario incentivar la realización de diferentes actividades para los jóvenes, que fortalezcan acciones pro-sociales que vayan en beneficio de la comunidad en la que se encuentran insertos. Asimismo, ir generando redes de participación y ayuda que potencien la convivencia con su entorno, estimular sus habilidades y concientizarlos sobre la importancia de la tenencia responsable de mascotas”.

Por su parte, Romina Concha, encargada municipal del Programa Tenencia Responsable de Mascotas, agradeció “a los jóvenes de la Residencia Familiar que asistieron a nuestro canil municipal, porque es muy valioso que puedan interiorizarse de su funcionamiento, de los perritos que se encuentran en adopción y, por supuesto, por la donación que recibimos de unos hermosos platos de comida y de alimento. Gracias, a nombre de la municipalidad, por el interés que han tenido; quedan invitados cordialmente a que sigan participando, visitándonos o colaborando de alguna u otra forma”.

Cabe mencionar que el Canil Municipal comenzó a funcionar el año 2016, en el sector de Coyhaique Alto, y actualmente tiene a su cuidado 57 perros que fueron retirados desde las calles de la ciudad, los que se encuentran con microchip, esterilizados y desparasitados esperando ser adoptados.