Menú Principal
2 de octubre de 2020

Sename Valparaíso comienza alianza de trabajo con el Centro de Estudios y Atención a Personas de la Universidad Adolfo Ibáñez

Se trata de un piloto a nivel nacional que abarca coaching para jefaturas, talleres grupales y acompañamiento individual para funcionarios y funcionarias del servicio.

Un programa para el Buen Trato y el Fortalecimiento del Sentido en el Trabajo, es el novedoso proyecto que han creado el Servicio Nacional de Menores de Valparaíso y el Centro de Estudios y Atención a Personas (CEAP) de la Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez, con el objetivo de promover entre los funcionarios de residencias familiares y centros de justicia juvenil el desarrollo de habilidades de autocuidado y gestión emocional, así como conductas bientratantes, el reencantamiento por el trabajo y la generación de ambientes saludables que prevengan situaciones de conflicto.

Según explicó el director regional del Sename, Rachid Alay, el programa tiene tres líneas de acción: “Por un lado, se realizarán sesiones de coaching para 12 jefaturas de nuestros centros y residencias de administración directa para el desarrollo de habilidades que requieren para contener a sus equipos ante situaciones de crisis; de forma paralela, se realizarán talleres grupales para un total de 50 funcionarios para entregar herramientas de autocuidado ante situaciones de conflicto. Por último, se realizará acompañamiento individual para los trabajadores que lo requieran, orientado a la reinserción laboral por medio de la búsqueda de sentido”, explicó el director.

Respecto a este último punto, la directora del CEAP, Paula Cornejo, destacó que “se trata de un piloto de 200 horas, inédito en el país, que busca acoger las necesidades de los funcionarios del Sename en un contexto individual y confidencial, brindando un espacio de contención y de apoyo con el objetivo de favorecer una cultura de bienestar y de reconexión, con el sentido más profundo de la labor que ejercen.”

De esta forma, se espera que al entregar las mencionadas herramientas las intervenciones y el trabajo diario con los niños, niñas y adolescentes sea aún más armonioso.

Finalmente, Alay destacó que “ésta era una necesidad muy sentida por parte de los funcionarios, por lo que desde 2019 estamos trabajando en este proyecto y estamos felices de que este mes comenzamos a ejecutarlo. Esto es un piloto a nivel nacional y estamos seguros de que no solo será una buena instancia para los trabajadores, sino que impactará positivamente en los niños, niñas y jóvenes; y ésa es nuestra misión fundamental: orientar todos los esfuerzos hacia su bienestar y protección”.