Menú Principal
25 de septiembre de 2020

Residencias dependientes del Sename en Los Ríos recibieron donación de libros para incentivar el aprendizaje

El objetivo de la iniciativa es implementar puntos de lectura en dos residencias de protección, a los cuales niños y niñas puedan acceder con libertad.

La donación realizada desde la Dirección de Vinculación con el Medio de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile (UACh), está inserta dentro de una campaña denominada “Por el derecho a jugar y leer en tiempos de COVID”, que benefició a dos instituciones dependientes del Sename en Valdivia y cuyo propósito es potenciar los procesos de aprendizajes durante la pandemia. Las residencias beneficiadas, además de implementar puntos de lectura, recibieron materiales didácticos para que los niños y niñas puedan realizar actividades que potencien su imaginación y fomentar el trabajo que se realiza al interior de las instituciones.

La doctora Karen Alfaro, prodecana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UACh, comentó acerca de las repercusiones que la pandemia ha dejado en niños y niñas, como las exigencias escolares: “Nos parece importante que los niños en residencias tengan material, no solo para sus quehaceres educativos, sino también para que puedan transportarse a otros mundos y dialogar temas infantiles, más allá de los tiempos que estamos viviendo”, señaló.

Por su parte, Paola Muñoz, supervisora técnica de la Unidad de Protección de Derechos, mencionó que “no es primera vez que la universidad coopera con nosotros, y en momentos en que se ha dificultado el proceso educativo y la salida a espacios abiertos, es importante apoyar la lectura y el juego en los niños y niñas”.

En tanto, el director regional (s) del Sename Los Ríos, Juan Alvarado, señaló que “para nosotros es un agrado contar con el apoyo constante de instituciones como la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UACh, ya que estas acciones generan vínculos que tienen incidencias positivas para los niños y adolescentes, sobre todo en el periodo de distanciamiento social que estamos viviendo”.

La prodecana también se refirió a la posibilidad de desarrollar más actividades que sigan entregando herramientas de lectura, tanto a niños y jóvenes como a quienes los acompañan en sus procesos.