Menú Principal
23 de septiembre de 2020

Gran celebración dieciochera se vivió en residencias y centros de Atacama

Las niñas, niños y jóvenes que permanecen en recintos de la red Sename disfrutaron durante el fin de semana de Fiestas Patrias, gracias a la creatividad y compromiso de los equipos de profesionales y educadoras/es de trato directo.

La celebración del aniversario patrio se vivió bajo el aislamiento social preventivo vigente, tanto en residencias de protección de la Región de Atacama como en el Centro de Justicia Juvenil de Copiapó. La emergencia sanitaria no impidió que todo se tiñera de blanco, azul y rojo, con olor a empanadas y anticuchos, y que la música chilena se apoderara del espacio.

Los niños, niñas y adolescentes de las residencias de “Nazareth”, de Copiapó; “Ayún”, de Chañaral; “Alma”, de Vallenar, la de Freirina y el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC), prepararon todo para que la celebración estuviera a la altura de años anteriores. Decoraron cada rincón de los recintos, desde los patios hasta sus habitaciones, para que todo se transformara en un ambiente tricolor.

La cueca y los bailes pascuences fueron los preferidos de las niñas de “Ayún”, mientras que los juegos criollos y también el baile nacional se apropió del espíritu patriota de todas y todos en “Nazareth”. No obstante, las que se lucieron con sus dotes artísticas fueron las niñas y adolescentes de la residencia Freirina, quienes bailaron saya e hicieron presentaciones de danza típica de la zona norte en el acto de inauguración de estas festividades.

“La celebración cumplió el objetivo que, como Sename, estamos tratando de mantener en estos tiempos difíciles de pandemia, que consiste en que las niñas y niños sigan sintiéndose en familia, a pesar de no poder recibir visitas presenciales de sus adultos/as significativos para evitar los contagios”, señaló la directora del Sename Atacama, Carolina Cortés, quien agradeció la creatividad y el compromiso tanto de directores/as como de los equipos de cada recinto.

Durante el fin de semana, los jóvenes que cumplen sanción en el Centro de Justicia Juvenil de Copiapó tuvieron la posibilidad de participar en juegos criollos como la yincana y ensacados. Asimismo, elevaron volantines, disfrutaron de la piscina y degustaron asados que compartieron con los educadores y el resto de funcionarios/as.

“Las actividades fueron organizadas por el equipo del PAI, de trato directo, monitores deportivos y encargados de casos del Centro Semicerrado (CSC). Esto permitió que las Fiestas Patrias se desarrollaran con normalidad, beneficiando directamente a los jóvenes y adolescentes que permanecen con nosotros”, manifestó el director (s) del centro de justicia juvenil, Franco Castillo.