Menú Principal
28 de agosto de 2020

Residencia Familiar Bilbao promueve iniciativas por el buen trato

Durante todo el mes de la infancia, niñas, niños y equipos han desarrollado diversas actividades centradas en fortalecer la buena convivencia en tiempos de emergencia sanitaria.

Con motivo de la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño por parte de Chile y el aniversario de un año de funcionamiento, la Residencia Familiar Bilbao desplegó diversas actividades y celebraciones para promover el buen trato y la sana convivencia. Entre las iniciativas destaca la co-construcción del rincón del buen trato, rincón literario y mural por tus derechos.

Carmen Huenchumil, directora de la residencia, reconoció la importancia de los equipos por la convivencia: “Han sido meses difíciles por la contingencia sanitaria, pero hemos logrado fortalecernos como equipo, lo que sin duda impacta positivamente en todos los ámbitos de la residencia. A casi un año de la puesta en marcha de este proyecto, seguimos trabajando con más fuerza y entusiasmo”, afirmó.

Utilizando las dinámicas del círculo de confianza, niños, niñas y equipos crearon un manual de convivencia que invita a respetar y ser respetado. La enmienda promueve principalmente temáticas como: llamar a las personas por su nombre; no decir malas palabras; comunicarse bien los unos a los otros; y cuidar los espacios personales y comunes.

Otra iniciativa importante es la inauguración del rincón literario, espacio de fomento lector que fue construido gracias al aporte de equipos del Sename y donaciones comunitarias de vecinos de la residencia. Para inaugurar la instancia los niños escribieron un libro de poesía y fabricaron títeres, acompañados de una presentación teatral.

El cambio de mirada desde un modelo masivo e impersonal a uno familiar comenzó en la Región Metropolitana con la habilitación de la Residencia Familiar Bilbao, continuó con la Residencia Familiar Carlos Antúnez y finalizará prontamente con el cierre del Cread Galvarino, previo al traslado de los niños a la Residencia Familiar Padre Mariano.