Menú Principal
23 de julio de 2020

Acercamiento a la ópera en tiempos de pandemia

Jóvenes de la residencia familiar y el centro de justicia juvenil de Coyhaique conversaron con el destacado barítono chileno Javier Arrey.

La música en tiempos de pandemia se ha posicionado como una plataforma integral en sus diferentes estilos, por ello, no es ajeno ver por estos días una gran diversidad de conciertos ofrecidos a diferentes públicos de manera online.

En este contexto, el cantante lírico Javier Arrey, radicado actualmente en Estados Unidos, se ha mantenido siempre en contacto y colaborando con el Servicio Nacional de Menores (Sename). En esta oportunidad ha querido estar presente, de manera virtual, tanto con los adolescentes que viven en la Residencia Familiar Coyhaique, como con quienes cumplen sanción en el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de la capital regional, compartiendo una jornada interactiva y lúdica con jóvenes y funcionarios.

En este contexto, el proyecto “Compartir música, compartir amor”, a realizarse próximamente en la región, lleva un par de años funcionando con el objetivo de llevar la ópera a lugares y audiencias que usualmente no tienen acceso a este tipo de espectáculos, generando de esta forma un espacio sólido en torno al arte e integrando cambios culturales para la ciudadanía.

Al respecto, Gabriela Bahamonde, directora regional del Sename Aysén, señaló que “esta iniciativa permitió a los jóvenes vivenciar experiencias y promover instancias educativas y culturales, que ciertamente les ayudarán en el desarrollo de su identidad, además de motivarlos a seguir explorando otras alternativas musicales. Agradecemos el compromiso y solidaridad de Javier Arrey, que demostró mucho cariño y profesionalismo a los adolescentes. Para nosotros como servicio es fundamental que la comunidad comprenda que garantizar los derechos y el bienestar de niños, niñas y adolescentes es un rol que nos compete a todos como sociedad”, concluyó la autoridad.

Por su parte, Javier Arrey afirmó que “la experiencia fue espectacular y la recepción de los jóvenes, como siempre, extraordinaria y muy motivadora; siempre es una alegría constatar el enorme interés que tienen por la música y el arte en general, lo que me confirma la importancia que tiene el poder acercar la ópera y la música a todos, especialmente en tiempos tan difíciles como los que vivimos”.

Finalmente, el barítono comentó que ha tenido comunicación con autoridades de la región para poder realizar el proyecto “Compartir música, compartir amor”, incluyendo charlas y conciertos de manera presencial una vez finalizada la crisis sanitaria.