Menú Principal
12 de junio de 2020

Santiago en 100 palabras y talleres online refuerzan actividades en centros de justicia juvenil

En recintos de la Región Metropolitana se ha diversificado la oferta sociocultural para los jóvenes que infringieron la ley.

Clases de canto online, talleres online de gastronomía, música urbana y arte de reciclaje, yoga y relajación, fabricación de mascarillas y participación en el concurso “Santiago en 100 palabras”, de la Fundación Plagio, son solo algunas de las actividades que se están realizando hoy, en el marco de la pandemia, en los centros de justicia juvenil de la Región Metropolitana. La mayor parte de estas iniciativas de aprendizaje se desarrollan de forma remota, por medio de plataformas digitales, equipos tecnológicos y el acompañamiento de los equipos técnicos de cada centro.

La participación de los jóvenes en el concurso de cuento breve “Santiago en 100 palabras” fue una convocatoria especial de la Fundación Plagio. En una primera etapa, los centros se reunieron en una charla digital con el escritor chileno Alejandro Zambra, quien motivó la participación de adolescentes en justicia juvenil. Además, Plagio compartió a todos los centros una guía pedagógica y recursos didácticos para incentivar la lectura y escritura. Indudablemente, uno de los temas más recurrentes en los relatos participantes fue la emergencia sanitaria.

“No es necesario ser escritor para participar en nuestro concurso, vivimos tiempos complicados, por lo que comunicar con la palabra ayuda a la contención y despierta la imaginación y la creatividad”, afirmó Soledad Camponovo, coordinadora de proyectos de la Fundación Plagio.

Por su parte, la directora regional Metropolitana del Sename, Carla Leal, destacó el trabajo de los funcionarios y el aporte de las fundaciones colaboradoras: “Debido a la situación país hemos tenido que diversificar la oferta de actividades en los centros, reforzando las rutinas con actividades recreativas y culturales que sean un aporte a los procesos de reinserción social de cada uno de los jóvenes”, afirmó.

Experiencia en el centro Calera de Tango

El Centro Semicerrado (CSC) de Calera de Tango reconvirtió sus talleres socioeducativos con los talleres digitales de música urbana y arte del reciclaje, yoga y relajación. En tanto, la Fundación Paternitas se encuentra realizando un taller de gastronomía, curso de aprendizaje remoto cuyo objetivo es enseñar preparaciones gastronómicas de la cocina tradicional chilena.

“Los jóvenes se han adherido de buena manera a las actividades en línea, están muy motivados con el trabajo artístico y las clases de cocina; hemos adecuado los talleres a las actuales circunstancias, innovaciones que han gustado enormemente. La coordinación se realiza mediante plataformas digitales que los jóvenes han aprendido a usar”, comentó Sebastián Jones, coordinador formativo del CSC Calera de Tango.