Menú Principal
11 de marzo de 2020

Habilitadas las nuevas residencias familiares de la Región del Biobío

23 niños y jóvenes que vivían en el Cread Nuevo Amanecer comienzan una nueva etapa en el sistema proteccional.


flickr  Ver imágenes Residencia Familiar Chacabuco


flickr  Ver imágenes Residencia Familiar Castellón


Con alegría y satisfacción los 23 beneficiados ya se encuentran habitando con el anhelo de llegar a vivir a las residencias familiares Chacabuco y Castellón, ubicadas en Concepción. La jornada comenzó temprano en el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) Nuevo Amanecer, ya que adolescentes y funcionarios desayunaron por última vez en el lugar y reflexionaron sobre lo que cada uno sentía en ese momento.

“Para todos los que participamos de este cambio de casa, fue un día lleno de emociones, pasando por la tristeza de dejar el Cread a la felicidad de llegar a la nueva casa que los recibe; ver sus caras llenas de felicidad hace que valgan aún más la pena los esfuerzos por este cambio en el modelo proteccional”, destacó la directora regional del Sename Biobío, Ximena Morgan.

Por su parte, Evelyn Arriagada, directora de la Residencia Familiar Chacabuco, destacó que “este cambio no es solo de infraestructura, sino que significa una transformación del modelo de cuidados alternativos. Por ello estamos contentos, motivados y desafiados a continuar implementando este modelo centrado en los vínculos, para alcanzar el máximo desarrollo de los adolescentes y su integración en la comunidad”.

En tanto, para Andrea Salas, directora de la Residencia Familiar Castellón, “la ubicación de las casas favorece mucho más la inclusión en el contexto social y comunitario; favorece a que se sientan parte de un colectivo, por una parte, pero además trabajamos para generar un ambiente de contención, cuidado y efectiva protección”.

Juan, uno de los jóvenes “dueños de casa”, aseguró sentirse “agradecido de los tíos mientras estuve en el Cread, aunque ahora creo que acá podemos estar mucho mejor”.

Este es el tercer centro masivo de protección que deja de funcionar en su totalidad, después del cierre del Cread Playa Ancha en marzo de 2019 y el de Arica en febrero de este año. En las próximas semanas se concretará el cierre del Cread Galvarino en Santiago, región donde ya existen tres nuevas residencias familiares en pleno funcionamiento.