Menú Principal
4 de marzo de 2020

Jóvenes del Centro Cerrado de La Serena recibieron capacitación y financiamiento para insertarse en el mundo laboral

A través de un programa del Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS), se busca la inserción de los participantes a un trabajo dependiente o independiente una vez que terminen su sanción.

Mediante el programa Yo Trabajo, el FOSIS intervino a 12 jóvenes de entre 17 y 24 años que se encuentran cumpliendo sanción en el Centro de Régimen Cerrado (CRC) de La Serena. Se trata de una iniciativa que les brindó capacitación y financiamiento para un plan de inserción laboral que ellos mismos confeccionaron, y que luego se les financió con un monto de $200 mil pesos. Dentro de las capacitaciones laborales destacan las relacionadas a barbería, mecánica, soldadura, manicure y gastronomía.

El programa tuvo como eje de intervención apoyar a quienes tuvieron conflicto con la ley y cumplen sanción en el centro de justicia juvenil de la capital regional, con el objetivo de que desarrollen competencias y habilidades de empleabilidad para insertarse al mercado laboral, ya sea por la vía dependiente o independiente. En este sentido, uno de los jóvenes beneficiados señaló que “pude superarme en muchos aspectos y utilizar la capacitación en mecánica para comprar más recursos y seguir así con mi emprendimiento, ya que cuando salga quiero tener un taller mecánico”.

En tanto, para la directora regional del Sename Coquimbo, Verónica Zárate, “es muy importante el aporte que ha hecho el FOSIS para desarrollar habilidades en los jóvenes, darles oportunidades para la reinserción social y que puedan soñar con iniciativas independientes. Vemos cómo han optado por diferentes oficios, además de la entrega de herramientas para que cuando egresen del centro puedan tener una oportunidad real y concreta de ser trabajadores independientes”.

Por su parte, la directora regional del FOSIS, Loreto Molina, aseguró que “los capacitados recibieron asesoría para armar un plan de trabajo, junto a la entrega de financiamiento para comprar herramientas y así complementar las capacitaciones en diferentes áreas”.

Además de esta intervención, el Fondo de Solidaridad e Inversión Social trabajó con ocho usuarios del Centro Semicerrado (CSC), quienes también formaron parte de la iniciativa.