Menú Principal
7 de febrero de 2020

Niños y niñas de la red Sename plantaron semillas en huerta comunitaria Gabriela Mistral  

En una actividad que conmemora el legado de la poetisa vicuñense, niños en residencias de protección de La Serena participaron en el taller de huertería organizado por la biblioteca del mismo nombre. 

Inspirada por la Revolución Mexicana, Gabriela Mistral siempre vio la educación como un motor de las transformaciones sociales, por lo que siempre buscó incorporar el desarrollo de las comunidades indígenas y campesinas, anhelando levantar una escuela granja para que los niños y niñas del Valle pudieran aprender distintas técnicas agrícolas.

Así, 53 años después de su muerte, la Biblioteca Regional Gabriela Mistral, organismo del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, instaló una huerta comunitaria en el patio de la Casa de Las Palmeras, donde niños y niñas de la Residencia Hatary y el Programa de Prevención Focalizada (PPF) de Las Compañías participaron en talleres de agricultura, sembrado y cosecha realizado por el colectivo Aflora. “Esta iniciativa tiene un profundo significado para los niños, ya que se está creando una consciencia ecológica y aspiraciones para vivir en un mundo mejor”, indicó la directora (s) del Sename Coquimbo, Patricia Castro.

Por su parte, Natalie Rivera, del colectivo ecológico Aflora, destacó “su motivación y participación en este huerto que será importante para la comunidad, y donde podrán aprender sobre sembrado, almácigo y tratamientos de plagas”.

La implementación de la huerta comunitaria en el patio de la Casa de Las Palmeras busca brindar talleres y diferentes actividades de huertería abiertos a público, que se complementarán con museografía en espacio abierto. Ante esto, el director regional del Servicio del Patrimonio Cultural, Rodrigo Iribarren, señaló que “es importante la creación de esta huerta mistraliana para los niños porque ofrece un lugar de entretención y aprendizaje, pero al mismo tiempo resalta el compromiso medioambiental y con la infancia que hay en el legado de Gabriela Mistral”.

Sin dudas, esta huerta acercará a niños, niñas y adolescentes de la red Sename a una cultura ecológica, sana y de autocuidado.