Menú Principal
4 de febrero de 2020

Los desafíos de instalar una residencia familiar

Gracias al trabajo en coordinación con la Corporación Simón de Cirene, el Sename ha logrado instalar siete residencias familiares en Santiago y Valparaíso, contando con el apoyo de los vecinos y fuertes redes comunitarias.  

El cambio de mirada desde un modelo masivo a uno familiar comenzó en la Región de Valparaíso con el cierre del Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) Playa Ancha y la habilitación de cuatro residencias familiares. Luego, se continuó en la Región Metropolitana con la apertura de las nuevas residencias familiares que remplazarán al Cread Galvarino, implementaciones que han sido acompañadas durante su instalación comunitaria por la Corporación Simón de Sirene.

El proceso previo a la instalación de una residencia familiar se encarga de generar espacios de información, diálogo y sensibilización junto a los vecinos, respondiendo dudas y explicando las características del nuevo modelo de cuidados alternativos impulsado por el Servicio Nacional de Menores (Sename). La Corporación Simón de Cirene es una organización sin fines de lucro y experta en relacionamiento comunitario, que ha trabajado con diversas empresas, instituciones y servicios públicos, entregando herramientas de gestión y formas de acompañamiento antes, durante y después de instaladas las nuevas residencias.

La directora ejecutiva de la corporación, Alejandra Canessa, resalta la importancia y aprendizaje del proceso: “Al comienzo fue difícil llegar con el nombre de Sename, por los estigmas existentes. La clave fue entregar la información correcta, generar empatía, que se entienda que los niños, niñas y adolescentes son parte de la sociedad y de todos nosotros, y que como vecinos deben tener un rol importante”, afirma Canessa.

La experiencia de habilitación e instalación de las residencias familiares ha sido un proceso de grandes desafíos y trabajo en terreno. Actualmente, las tres residencias que se encuentran funcionando en la comuna de Providencia cuentan con el aporte de la sociedad civil, organizaciones comunitarias y la municipalidad. En este aspecto se destaca la coordinación con la academia de danza y de voz, quienes becaron a cuatro niños para asistir a clases gratuitas; además, hay grupos que están participando de las actividades de verano de la Municipalidad de Providencia junto a otros niños de la comuna.

Carla Leal, directora regional Metropolitana del Sename, valora el trabajo conjunto realizado por la corporación: “Estamos muy agradecidos del apoyo que hemos recibido en todo momento por Simón de Cirene; el año pasado iniciamos el desafío de cerrar el Cread Galvarino e instalar tres residencias en Providencia, las cuales están muy vinculadas a su territorio. Todos los esfuerzos van en la línea de restituir el derecho de vivir en familia de niños, niñas y adolescentes”, comentó la directora.

Actualmente, la Corporación Simón de Cirene se encuentra realizando el trabajo comunitario para habilitar una nueva residencia familiar ubicada en la comuna de Santiago, que recibirá a jóvenes del Cread Pudahuel. La casa se encuentra en periodo de infraestructura, selección y capacitación de equipos, y estará en funcionamiento durante el primer semestre de este año.