Menú Principal
30 de enero de 2020

Jóvenes del centro de justicia juvenil de La Serena se certificaron en mecánica automotriz y autotrónica

Los talleres surgen como una iniciativa más para la autonomía e inserción laboral cuando salgan en libertad.

En el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de La Serena, ocho jóvenes que cumplen sanción lograron certificarse en un curso de mecánica automotriz en el que participaron activamente durante más de tres meses.

Los talleres y certificaciones surgen como una iniciativa para potenciar la autonomía de los adolescentes una vez que cumplan con sus sanciones. “Una de nuestras visiones como servicio es la reinserción social, y una herramienta importante para eso son las capacitaciones; con esto buscamos que tengan opciones para orientar su propia vida”, señaló Verónica Zárate, directora regional del Sename Coquimbo.

Fueron más de 220 horas invertidas en clases de mecánica automotriz y autotrónica, donde demostraron una buena conducta y voluntad de aprender. “En este curso se realizó mecánica básica, que viene a ser funcionamiento, partes y sistemas del motor, prevención de riesgos para poder trabajar en un taller mecánico y la forma ética de tratar a un cliente. Tuvieron muy buena conducta y participaron de forma entusiasta y responsable, creo que se logró el objetivo”, afirmó Virginia, técnica en mecánica y profesora que enseñó a los jóvenes.

En la ceremonia de certificación las familias se mostraron orgullosas y agradecidas, como lo ratificó Edmundo Olivares, padre de uno de los certificados: “Me siento orgulloso de que les den esta oportunidad a los niños, yo apoyaré al mío hasta el final para que aproveche estas instancias”.