Menú Principal
22 de enero de 2020

Se hizo entrega del inmueble destinado a la futura Residencia Familiar de Punta Arenas

El hito marca la pronta inauguración de la casa que podrá recibir hasta 15 niños y niñas víctimas de vulneración de derechos.

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Fabián Mella, fue el encargado de encabezar una emotiva ceremonia que tuvo entre sus asistentes al director regional del Sename Magallanes, Mario Miranda, y a funcionarios y funcionarias que formaron parte de la formulación de este proyecto.

La entrega de las llaves del inmueble marca el hito inicial de las obras de habilitación de la residencia familiar, que consiste en la adecuación para recibir a 15 niños y niñas de 7 a 12 años de edad, cumpliendo con los parámetros requeridos para su recuperación física, psicológica, y reintegración social en un ambiente familiar, acogedor y restaurativo de derechos.

En este contexto, el seremi Fabián Mella señaló que “para nosotros es un sueño cumplido ver materializada esta iniciativa que da respuesta a una sentida necesidad con los niños, niñas y adolescentes de Magallanes, es un gran esfuerzo que han realizado los equipos técnicos y otros actores para la realización de este proyecto”.

Por su parte, Mario Miranda, director regional del Sename, sostuvo que “dentro de nuestros requerimientos en las obras de habilitación, está realizar cada intervención en el estándar más alto posible, generando el mejor ambiente y trato para los niños y niñas que pronto vivirán en este lugar. Hemos realizado un trabajo con la comunidad en el barrio donde está ubicada la residencia, lo que ha permitido integrarnos de manera excelente, con una permanente colaboración y coordinación con los vecinos”, afirmó.

El inmueble fue adquirido por el Gobierno Regional durante el año 2019 por un valor de $460.000.000 millones, con votación unánime de los Consejeros Regionales en una histórica sesión del CORE. Las obras tienen un valor de $203.000.000 millones de pesos, se extenderán por 78 días y serán llevadas a cabo por la empresa Fuente Santa.