Menú Principal
8 de enero de 2020

Alianza entre Sename y Fosis permite entregar herramientas a los jóvenes que se enfrentan a la vida independiente

El piloto, que se desarrolló en las regiones de Valparaíso y Aysén, entrega instrumentos de capacitación y competencias laborales para adolescentes del área de protección y de justicia juvenil.

Con la asistencia de los directores nacionales del Sename y el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis), Susana Tonda y Felipe Bettancourt, respectivamente, se llevó a cabo el seminario “Compartiendo aprendizaje: pilotos de innovación social en el Estado”, instancia que dio cuenta de la experiencia (entre otros ocho proyectos piloto de innovación social implementados por Fosis durante 2019) del programa “Hacia la Vida Independiente”, que hasta ahora ha beneficiado a 40 niños y jóvenes de la red en Valparaíso y Aysén.

La ejecución de esta iniciativa, consumada por la alianza entre ambas instituciones, consiste en el impulso de apresto y competencias laborales básicas, el desarrollo de oficios y la vinculación con el mundo laboral local de los jóvenes, además de fortalecer sus redes para una vida autónoma.

Como participante del conversatorio, la directora nacional del servicio, Susana Tonda, señaló que “gracias a este piloto han mejorado la adherencia a los programas, están más contentos y más seguros de cara a su futuro. Estamos con una gran reestructuración del sistema de cuidado residencial de los niños, niñas y adolescentes bajo protección del Estado, y un aspecto fundamental de este rediseño es prepararlos para la vida independiente”.

En la Región de Valparaíso, el ejecutor del proyecto ha sido el propio Sename regional, donde con una inversión de más de 30 millones de pesos y una duración de 15 meses han sido favorecidos 25 adolescentes en residencias familiares.  En tanto, en Aysén son 15 los capacitados provenientes de la Residencia Familiar de Coyhaique y de programas ambulatorios de protección y justicia juvenil, a través de la ejecución de la OTEC Aysén Consultores.

Entre los muchos logros de este proyecto se encuentran la entrega de apresto laboral y la validación de una metodología para capacitar de acuerdo a las necesidades específicas de cada individuo, beneficiando a adolescentes del área de protección (en residencias familiares u oferta ambulatoria) y a quienes se encuentran cumpliendo sanción por haber infringido la ley. Lo anterior, con el propósito de entregar herramientas sólidas, tanto para quienes egresan de los centros para irse con sus familias, como para los que no cuentan con un referente familiar o adultos relacionados.