Menú Principal
19 de noviembre de 2019

Autoridades visitan la primera residencia familiar que remplazará al Cread Pudahuel

La casa completamente renovada está en la comuna de San Miguel, y en ella viven 15 jóvenes que están bajo la protección del Estado por haber sufrido graves vulneraciones de derechos.


flickr  Ver imágenes


En el marco de los 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, junto a la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, y la directora del Sename, Susana Tonda, visitaron a los jóvenes que se trasladaron a una nueva residencia familiar en San Miguel. Esta es la primera de las casas que reemplazará al Cread Pudahuel, como parte del proceso de cierre de los centros de protección masivos.

“Creemos que el paso de antiguos Cread a residencias familiares, donde los jóvenes sientan todo el respaldo para salir de sus dificultades, es el mejor homenaje que podemos hacer a la Convención sobre los Derechos de la Niñez, porque así estamos respetando y restituyendo sus derechos”, señaló el ministro Larraín.

El cambio de mirada desde un modelo masivo (Cread) a uno más personalizado y familiar, comenzó a inicios de este año en la Región de Valparaíso, con el cierre del Cread Playa Ancha y la habilitación de cuatro residencias familiares. Paralelamente se abrió una residencia familiar en Coyhaique.

En la Región Metropolitana el proceso partió con la inauguración de la Residencia Familiar Bilbao, en Providencia, destinada a un grupo de niñas que se encontraban en el Cread Galvarino.

La nueva residencia en San Miguel

El proceso sigue adelante con la habilitación de la primera residencia familiar para jóvenes que provienen del Cread Pudahuel, destinada a 15 jóvenes entre 13 y 17 años, que por orden de los tribunales debieron ser separados de sus familias, debido a graves vulneraciones de sus derechos. El inmueble está en la comuna de San Miguel y fue traspasado desde el Ministerio de Bienes Nacionales. La casa fue completamente renovada y cuenta con amplios e iluminados espacios, habitaciones individuales y personalizadas, piscina, salas de estudio y entretención.

La directora del Sename explicó que “nos comprometimos a cerrar los Cread que son masivos e impersonales, y no se trata sólo de cambiar la infraestructura, sino los modelos de intervención, porque creemos que es la forma en que vamos a lograr interrumpir la trayectoria de daño que traen estos niños y adolescentes”.

La residencia tiene un equipo compuesto por 26 profesionales y técnicos de diversas áreas de las ciencias sociales: trabajadores sociales, psicólogos, técnicos en enfermería, educador infanto juvenil, enfermeros, profesores de educación física, historia y terapeutas ocupacionales.

La alimentación que recibirán a diario los jóvenes será brindada íntegramente por la Junaeb, y gracias a la colaboración de la Municipalidad de San Miguel ya hay coordinaciones entre la residencia y juntas de vecinos, organizaciones comunitarias, establecimientos educacionales y centros de salud.

Con la apertura de esta residencia y otras que se abrirán en los próximos meses, se proyecta que el Cread Pudahuel sea cerrado a fines del primer semestre del próximo año (2020).