Menú Principal
3 de enero de 2017

Sename O’Higgins celebra la Navidad junto a los niños y niñas de la residencia de lactantes en Rengo

La actividad en que participó el consejo consultivo de la infancia, permitió compartir y darle un sentido a esta significativa fecha.
naav_0002
La directora regional del Servicio Nacional de Menores (Sename), Jessika Espina, junto al consejo consultivo de niños, niñas y adolescentes, llegaron hasta la residencia de lactantes de Rengo para participar de una actividad navideña que tenía por objetivo entregar alegría y compartir con los pequeños que allí residen.
“Era importante que estuviéramos en esta residencia junto al consejo consultivo, puesto que ellos también querían compartir y traer alegría a los niños y niñas que acá residen. Es destacable que ellos hayan manifestado su interés de hacer una actividad para los más pequeños de la red, puesto que así conocen el trabajo que hay detrás y el compromiso que existe para restituir sus derechos”, señaló la autoridad regional.
naav_0003
Por su parte, la representante del consejo consultivo, Valeska Arredondo, manifestó que “esta visita estaba contemplada en las actividades que debíamos realizar y quisimos hacerla en esta fecha para traerles un minuto de alegría a los más chiquititos. Me gustó ver la participación de todos, porque eso demuestra que nuestro interés de participar en el consejo va más allá de las tareas que nos encomiendan”.
La concejala de Rengo, Karen Lorca, también acompañó en la actividad, manifestando su emoción y agradecimiento por la invitación, señalando que le permitió conocer el trabajo y esfuerzo que realizan las educadoras y profesionales que están al cuidado de los niños y niñas de la residencia.
Durante la actividad, el Viejito Pascuero llegó a saludar a los niños y niñas, entregándoles regalitos y alegría. Además, los más pequeños pudieron disfrutar de una obra de teatro que el consejo consultivo les presentó, enfocándose en la importante de los valores, el respeto y los derechos de los niños y niñas. Por último, las encargadas de entregar color a la actividad fueron las tías pintacaritas que estamparon a distintos personajes en los rostros de los festejados.