Menú Principal
22 de diciembre de 2016

509 niños, niñas y adolescentes de Antofagasta son atendidos por el Circuito 24 Horas del Sename

Antofagasta es una de las comunas del país que cuenta con un mayor despliegue de modalidades y plazas de este programa a disposición de la infancia y sus familias.

24h-660x438px-2

Con el objetivo de dar cuenta de las iniciativas generadas por el Programa 24 Horas del Servicio Nacional de Menores (Sename) en Antofagasta, se efectuó la ceremonia de cierre de este dispositivo que contó con la Gobernadora Provincial de Antofagasta, Fabiola Rivero, y el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Encina, además de autoridades regionales y comunales.

El Programa 24 Horas se suma como puerta de entrada al circuito de atención, como una respuesta oportuna a vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes que ingresan a los registros de Carabineros en Comisarías. El circuito lo compone la Oficina de Protección de Derechos, los Programas de Prevención Focalizada (Benor, Elena Caffarena, Pierre Dubois), Proyectos de Intervención Especializado (Clotario Blest, Gandhi y Berit Shalom) Proyectos Especializados en Reinserción Educativa (PDE) y en Consumo Problemático de Drogas (PDC), las cuales suman 509 atenciones a niños, niñas y adolescentes en Antofagasta.

El programa se implementa en la capital regional desde el 2015, y se ejecuta con el desafío de entregar a los niños, niñas y adolescentes de la comuna una atención especializada y preferencial. Durante dicho año, se atendió a 252 niños, niñas y adolescentes, mientras que durante el 2016, se sumaron 257 atenciones mensuales más.

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Encina, indicó: “Nuestro desafío se constituye en fortalecer el Programa 24 Horas con los sectores con los que se relaciona como Carabineros de Chile, la Subsecretaria de Prevención del Delito y el Servicio de Salud, ya que en la complementariedad podremos entregar una atención de calidad a nuestros niños y niñas”.

El director regional del Sename, Patricio Reyes, explicó: “El esfuerzo del Sename se ha centrado en abrir y fortalecer instancias de intervención ambulatoria a la infancia más vulnerable del país y a sus familias, siendo los profesionales que trabajan en forma cotidiana con los niños, niñas y adolescentes, quienes traspasan estos desafíos al ejercicio diario, buscando con originalidad y dedicación nuevas formas de restituirles sus derechos trasgredidos”.

En cada proyecto no sólo son atendidos los niños y niñas, si no que sus entornos más inmediatos, ya sean sus familias o adultos responsables, donde se trabaja fortaleciendo sus recursos familiares y apoyándolos en las debilidades con el fin de que sean garantes de la intervención.