Menú Principal
15 de noviembre de 2016

Acercan el deporte a niños y niñas de residencias colaboradoras del Sename

Gracias a una iniciativa conjunta de la Secretaría Regional Ministerial de Justicia, el Servicio Nacional de Menores (Sename) y la escuela formativa Maiá-Kú, niños y niñas disfrutaron de una jornada de surf y bodyboard.

surf_0002

Fue un sábado diferente para alrededor de diez niños y niñas de las residencias de protección Hatary y Rimanakuy, dependientes del Hogar de Cristo, y colaboradoras del Sename. Muy temprano, un bus los trasladó junto a sus educadoras hasta la playa grande de Totoralillo para disfrutar de un día de deportes al aire libre.

Allá los esperaban los miembros de la escuela Maiá-Kú, junto al seremi de Justicia y Derechos Humanos, Carlos Galleguillos. Tras una actividad introductoria y una breve charla sobre el cuidado del medioambiente y los valores que priman en el deporte, los niños y niñas se colocaron los trajes de buzo y se lanzaron al mar, bajo la atenta supervisión de los profesores del taller, quienes les enseñaron las técnicas básicas para practicar surf y bodyboard .

La iniciativa, que se repetirá en el mes de diciembre, surge de una alianza entre la Secretaría Regional Ministerial de Justicia, Sename y la escuela Maiá-Kú. “Es una gran experiencia que se traduce en talleres deportivos y con ello también la posibilidad de enseñar principios, valores y entregar amor a quienes más lo necesitan, que son niños y niñas que han sido vulnerados en sus derechos”, enfatizó Carlos Galleguillos.

Ignacio Porras, profesor de la escuela Maiá-Kú, explica que “los niños se están divirtiendo en el agua y eso es lo que estamos buscando, una instancia para que ellos  puedan compartir fuera del hogar y entregarles valores en contacto con la naturaleza. Nosotros estamos completamente comprometidos a que ellos en el futuro puedan llegar a ser grandes personas”.

Maiá-Kú es una escuela formativa-social que busca inculcar valores y hábitos de vida sana mediante el deporte en niños y niñas del Puerto de Coquimbo. “Para nosotros es un gran compromiso el estar trabajando hoy con niños del sistema de protección del Sename. Tenemos el convencimiento que a través de nuestra labor ellos pueden salir adelante. Invito a otras organizaciones a hacer lo mismo para realizar un mejor trabajo social”, añadió Porras.

Josué, uno de los participantes del taller de bodyboard y que mostró grandes avances durante la jornada, se mostró feliz. “Me parece bien, es entretenido porque es primera vez que practico este deporte, es una bonita experiencia”, señaló.

En tanto, la directora regional del Sename, Verónica Zárate, hizo hincapié en que con este tipo de actividades se busca que los niños puedan ejercer sus derechos, “el derecho a la participación, a la recreación y al contacto con la naturaleza son fundamentales para nuestro servicio, y es justamente lo que permitió esta actividad”.