Menú Principal
7 de noviembre de 2016

Alianza entre Sename y Sence certifica a jóvenes de Linares, Talca y Curicó

Los cursos de mecánica automotriz, desabolladura y pintura, y mantenimiento eléctrico base general, benefició a 18 jóvenes de las tres comunas de la Región del Maule.

La capitación, con una inversión de 27 millones de pesos, se enmarcó en el trabajo realizado por los distintos programas  de apoyo, donde el Servicio Nacional de Menores (Sename) junto al Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) entregan los recursos necesarios para desarrollar los procesos de intervención con jóvenes que algún momento de sus vidas infringieron la ley, y de esa forma apoyarlos significativamente en la inserción social.

sense_0001

El director regional del Sence, Waldo Alfaro, valoró la alianza que se realizó a través del Programa Traspaso al Sector Público: “Estamos trabajando para entregar oportunidades a todos, creando un círculo virtuoso entre las instituciones y para llegar a más gente que a través de la capacitación pueda encontrar un empleo, así mejorar su calidad de vida y la de sus familias”, indicó la autoridad de la zona.

Además de los conocimientos adquiridos, los jóvenes fueron beneficiados con un subsidio en herramientas de 100 mil pesos para cada uno, aparte de de apoyarlos en la búsqueda de las prácticas laborales correspondientes a cada curso.

sense_0002

Constanza, estudiante certificada, comentó que “hubo hartas etapas en el trayecto porque igual se me presentaron varias cosas para no seguir, pero el profe me estuvo apoyando 100% y tirándome para arriba con todos mis compañeros. Ahora voy empezar en enero a trabajar en desabolladura, porque fue lo que más aprendí y me gustó mucho”.

Por su parte, la directora regional del Sename, Ana Cecilia Retamal, destacó que “el Servicio Nacional de Menores tiene un objetivo claro y concreto mandatado por la Presidenta Bachelet, que es llegar a todos los jóvenes, y en ese sentido los adolescentes que en algún momento infringieron la ley no son la excepción. Hoy ellos se certifican para que puedan insertarse plenamente al mundo laboral, derribando de manera real cualquier prejuicio social y estableciendo que sí pueden ser aporte y más importante aún, ser sostén de sus familias”.