Menú Principal
18 de noviembre de 2020

Sename abre quinta residencia familiar en la Región de Valparaíso

La casa está ubicada en la comuna de Quilpué y acogerá a un máximo de 13 adolescentes, con quienes se trabajará especialmente en el fortalecimiento de habilidades para la vida independiente.

flickr  Ver imágenes


A casi dos años de la implementación del nuevo modelo residencial del Servicio Nacional de Menores en la Región de Valparaíso, que comenzó con la apertura de cuatro residencias familiares y el cierre del Cread Playa Ancha, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, y la directora nacional del Sename, Rosario Martínez, viajaron hasta la comuna de Quilpué para inaugurar una nueva casa que próximamente recibirá a 13 adolescentes varones entre 14 y 17 años.

En esta quinta residencia familiar el trabajo estará especialmente orientado hacia el fortalecimiento de habilidades y competencias de los adolescentes para llevar a cabo un proyecto de vida independiente, que les permita desenvolverse una vez que el Tribunal de Familia determine su egreso. En ese sentido, se abordará con mayor énfasis lo relativo a capacitaciones en oficios, inserción educacional y acceso a beneficios estatales.

La casa cuenta con una superficie de 410 metros cuadrados construidos, siete dormitorios, dos salas de estar, salas de intervención y multiuso, entre otros, así como un gran patio exterior con piscina. La habilitación de todo ello significó una inversión por parte del Sename que supera los $232 millones.

La directora del Sename explicó que los adolescentes “tendrán una intervención integral, van a estar con un equipo interdisciplinario de 26 personas, que los acompañarán constantemente, que trabajarán con ellos, en instalaciones de calidad, con espacios para compartir, para la recreación y el estudio”.

El inmueble, al igual que las otras cuatro residencias familiares de la región, está inserto en un barrio conectado a servicios de educación y salud, así como a espacios que brindan oportunidades culturales, artísticas, deportivas, de participación y otros factores que les permitan a los adolescentes desarrollarse integralmente.

El ministro Larraín expresó que “no hemos esperado la implementación de los dos nuevos servicios que reemplazarán al Sename para comenzar a hacer cambios profundos en la manera en que el Estado atiende a sus niños, niñas y adolescentes. Uno de nuestros primeros compromisos fue cerrar los Cread y convertirlos en residencias familiares que entreguen las condiciones para tener una infancia que se pueda desarrollar íntegramente. Con esta quinta residencia de la Región de Valparaíso estamos dando otro gran paso en esa dirección, de poner a los niños primeros en la fila”.

La ministra Rubilar señaló que “este es un paso más para pagar la deuda que tenemos con la niñez en nuestro país” y agregó que “la residencia tiene trabajadores comprometidos con los adolescentes, para que puedan construir una nueva vida”, lo que se suma a una “infraestructura que es de primer nivel, donde hay espacio para la privacidad, para sus intervenciones psicosociales y para que puedan compartir con dignidad”.