Menú Principal
2 de junio de 2020

Directora nacional (s) visitó el Biobío para hacer seguimiento y coordinar en terreno el Plan de Fortalecimiento en la región

Claudia De La Hoz sostuvo reuniones con autoridades y el equipo del servicio en Concepción, para luego recorrer algunas de las residencias de protección en la zona.

Con el objetivo de hacer un seguimiento en terreno del llamado “Plan de Fortalecimiento para la Región del Biobío”, la directora nacional (s) del Servicio Nacional de Menores (Sename), Claudia De La Hoz, llegó hasta Concepción para reunirse con el equipo y coordinar los pasos a seguir en esta instancia, que busca abordar de la mejor forma los eventos críticos que se han conocido las últimas semanas en la región y potenciar la gestión del servicio en torno a la pandemia por Covid-19.

La directora (s) se reunió primeramente con el intendente regional, Sergio Giacaman y el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Sergio Vallejos, quienes manifestaron todo su apoyo a la gestión para seguir trabajando en los avances en materia de protección, con la apertura de las nuevas residencias familiares y en todo lo que sea necesario reformular en el contexto de este Plan de Fortalecimiento.

Al respecto, Claudia De La Hoz explicó que esta visita busca entregar todo el apoyo para el equipo regional, especialmente “en una época donde nos encontramos redoblando esfuerzos para mantener la continuidad operacional por la pandemia, velando por la integridad de los niños, niñas, adolescentes y trabajadores del servicio”.

Más tarde, con todas las medidas de protección establecidas, acudió hasta el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) Arrullo y la residencia colaboradora Tupahue, donde fueron trasladados los niños de la ex residencia Nido de Hualpén, para finalizar la jornada en dependencias de las nuevas residencias familiares que reemplazaron al Cread Nuevo Amanecer.

La máxima autoridad del Sename afirmó estar consciente de que el proceso de instalación no ha sido fácil, pero que “el cambio vale la pena, pues se trata de un vuelco profundo en el trato que se da a los niños que han sido más vulnerados en sus derechos”. En esa línea, realizó un llamado al trabajo colaborativo con otros organismos públicos, privados y también con la comunidad donde se emplazan las residencias familiares: “Para lograr el cambio necesario se requiere del apoyo de todos; los niños no son del Sename, sino que acá todos debemos aportar en entregarles una mejor calidad de vida y mayores oportunidades para su desarrollo integral”, sentenció la directora (s).