Menú Principal
24 de enero de 2017

Sename Maule destinó 45 millones de pesos para mejoras de infraestructura en residencia de Molina

La inversión fue designada a la reparación integral de techos, muros, cambio de servicios higiénicos y hermosamiento de las dependencias y áreas comunes.

mauuuuuuu-0002

“Orgullosa me siento hoy, porque en algún momento, me sentí sola, desamparada, quería una familia y no estaban, y ellas, nuestras queridas tías, nos aconsejaron; sin conocernos, sin saber nada de nosotras…” Fueron las palabras de Margarita, adolescente de 17 años que por medio de un poema agradeció el apoyo y cariño que recibe de las profesionales de la Residencia San Francisco de Molina, perteneciente a la Fundación Crate (Centro Regional de Asistencia Técnica y Empresarial).

Es en esta residencia para madres adolescentes embarazadas, que el Servicio Nacional de Menores (Sename) invirtió 45 millones de pesos para mejorar la infraestructura y elevar la calidad de vida de las madres y sus hijos, optimizando las condiciones de habitabilidad y entregando un espacio de confort que apunte hacia el desarrollo del bienestar integral del periodo de la maternidad.

mauuuuuuu-0003

La ceremonia estuvo encabezada por María Luisa Vallejos, seremi de Justicia y Derechos Humanos, quien valoró el aporte del servicio hacia la residencia: “Los 45 millones entregados por el Sename vienen a concretar el compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet con las adolescentes, y en ese sentido como Ministerio de Justicia debemos seguir potenciando los lazos con colaboradores que presentan un trabajo comprometido, en hacer valer el interés superior de los niños, niñas y adolescentes de la Región del Maule, y que en el caso de Molina se hace realidad en la Residencia San Francisco”, indicó.

Por su parte, Jorge Brito, director de la Fundación Crate, señaló que “esto es signo de un esfuerzo colaborativo entre las instituciones públicas y privadas que trabajan en torno a un objetivo común, que en este caso es poner a las niñas y adolescentes embarazadas como el centro de atención para mejorar sus condiciones de vida y ayudar en el proceso de resiliencia”.

Juan Lara, coordinador de la Unidad de Protección de Derechos del servicio, comentó que “el trabajo que realiza el Sename es la muestra clara de que el eje central es la restitución de los derechos de los niños y adolescentes más vulnerados, y en ese sentido el aporte del Sename a esta residencia demuestra que cuando las instituciones se coordinan pueden cambiar para bien la vida de un niño, niña o adolescente”.

Los aportes entregados por el Sename se enmarcan en la Ley de Presupuesto n° 20.798, que tiene por objetivo aportar económicamente a las residencias colaboradoras en mejoras sustanciales de infraestructura y espacios comunes, lo que se traduce en beneficio directo de quienes allí residen.