Menú Principal

Procesos y Requisitos Adopción

Los matrimonios que deseen adoptar un niño/a, tanto residentes en el país como en el extranjero, deben seguir un riguroso proceso para obtener este tipo de paternidad. A continuación, se entrega detalladamente el procedimiento para cada uno de los casos, cuyo único objetivo es lograr las mejores condiciones para los niños o niñas que vayan a ser adoptados.

Procedimiento de Adopción para residentes en Chile

– Las personas interesadas en conocer Requisitos y Procedimientos del proceso de adopción, deben ingresar a la Página Web del Servicio Nacional de Menores (SENAME) y completar el formulario para personas interesadas en la adopción residentes en Chile, señalando la región en que viven.

(Formulario Adopción Nacional Sename)

– En un máximo de 5 días hábiles desde la fecha de la solicitud de información, los responsables de las Unidades de Adopción de la región donde se hizo la solicitud, remitirán una respuesta a lo consultado, proporcionándoles además información sobre la dirección, teléfonos y personas a quienes dirigirse en su zona.

-Quienes deseen consultar directamente a Sename, deberán comunicarse telefónicamente con las Unidades de Adopción de las Direcciones Regionales del país, solicitando –según corresponda- directamente una entrevista (en regiones I, II, III, IV, VI, VII, IX, X, XI y XII), o bien inscribirse en los talleres de información sobre el tema, que constan de 3 sesiones de carácter obligatorio (en regiones V, VIII y Metropolitana).

-Finalizado el taller de información, las personas interesadas en continuar el proceso deberán solicitar entrevista con un profesional de la respectiva Unidad, quien constatará el cumplimiento de requisitos legales y viabilidad de la solicitud,además de proporcionar orientación acerca del procedimiento.

-En dicha entrevista, si las personas interesadas cumplen -en principio- con los requisitos legales y técnicos para proseguir el proceso, se les derivará a evaluación social y psicológica con profesionales externos, dándoseles a conocer los documentos que es necesario reunir para concretar su solicitud.

-Si el resultado de la evaluación social y psicológica es favorable para los/as interesados/as, siendo declarados idóneos por la respectiva Unidad de Adopción Regional, ingresarán al registro de personas residentes en Chile interesadas en adoptar a un niño/a, de acuerdo a lo prescrito por el Artículo 5 de la Ley N 19.620. Dicho momento constituye el hito en que por primera vez podrán ser considerados como postulantes a la adopción, y a la espera de concretar su enlace con un niño/a en particular.

-Si por el contrario, los/as interesados/as son contraindicados temporalmente por los profesionales que los han evaluado y por la correspondiente Unidad de Adopción, serán derivados a terapia, para ser reevaluados después de cumplido el proceso terapéutico.

-De ser negativo el resultado, se dará a conocer a los interesados/as los fundamentos del rechazo.

-Una vez que los/as postulantes ya se encuentran en el registro, deben esperar a que se les asigne un niño/a, período que puede demorar desde 18 a 24 meses aproximadamente.

-En esta etapa de espera, las personas cuentan con un período de acompañamiento de parte de los profesionales de la respectiva Unidad Regional, consistente en encuentros y talleres preadoptivoscomo instancias de participación para compartir inquietudes y expectativas en torno a la adopción.

-En el momento en que ha ingresado a la respectiva Unidad de Adopción un niño/a en condiciones de ser adoptado, desde el punto de vista legal, se procede a ubicar entre los postulantes la mejor alternativa de familia para él/ella.

-A continuación, se debe proponer formalmente al Tribunal correspondiente la opción seleccionada, a través de una terna o en forma individual, según sea el procedimiento establecido para este efecto por el Tribunal.

-Si el Tribunal ha decidido a favor de la familia, el niño/a entonces es propuesto a ella. Si la familia acoge dicha proposición, es planificado el encuentro con el niño/a, para luego comparecer ante el Tribunal de Familia correspondiente a solicitar su cuidado personal.

-Si el Tribunal confía la entrega del cuidado personal del niño o niña a la familia, con posterioridad se inicia el trámite para concretar la adopción ante el Tribunal de Familia, correspondiente al domicilio del niño/a.

-En caso que el Tribunal y/o los/as interesados/as decidan no acoger la propuesta de Sename, la postulación continuará en proceso, a la espera de otra asignación de un niño/a particular.
-Finalmente, se realizan actividades de seguimiento del niño/a y la familia adoptiva, tales como visitas domiciliarias y talleres post-adoptivos.

Requisitos de Adopción

Las personas interesadas en adoptar deben reunir algunos requisitos que las capaciten para desarrollar la paternidad adoptiva, lo cual debe ser evaluado por profesionales de los Programas de Adopción que ejecutan el Sename y los organismos acreditados ante él.

De cumplirse los requisitos legales y técnicos por parte de los solicitantes, el Sename o uno de los organismos acreditados extenderán el respectivo Certificado de Idoneidad a favor del o los interesados. Dicho documento, es esencial para la respectiva solicitud de adopción que se interponga ante el tribunal competente.

Los requisitos legales que deben cumplir las personas interesadas en adoptar, son los siguientes:

-Ser mayores de 25 años y menores de 60. Estos límites de edad pueden ser rebajados, en forma excepcional y por motivos fundados, por el juez ante el cual se tramita la adopción, la cual no podrá exceder de 5 años. Este requisito no será exigible, cuando uno de los adoptantes sea ascendiente por consanguinidad del adoptado.

-Que exista una diferencia de edad con el adoptado de por lo menos 20 años, requisito con la misma excepción que el caso anterior.

-Si se trata de matrimonios, deben tener al menos dos años de casados, lo que no será exigible en caso que uno o ambos cónyuges sean infértiles.

-Haber sido evaluados como física, mental, sicológica y moralmente idóneos por el Servicio Nacional de Menores o algún organismo acreditado ante éste para desarrollar programas de adopción.

Dado que la adopción es una medida que ha sido pensada para favorecer el interés superior del niño/a, los solicitantes deben someterse a un proceso de evaluación para acreditar su idoneidad física, mental, psicológica y moral para asumir un hijo/a en adopción.

Además, los programas de adopción deben preparar a las familias idóneas para ejercer la paternidad adoptiva mediante la realización de talleres de capacitación, antes y luego de la adopción. Esto contribuye en gran manera a ejercer este rol de una manera más adecuada.