Menú Principal
adop-p-0001
10 de Junio de 2019

Jóvenes del centro de justicia juvenil de Graneros dan en adopción a canes adiestrados

Se cerró el primer ciclo de una iniciativa que favorece la reinserción social de quienes se encuentran cumpliendo sanción, además de entregar cariño y un hogar a perros abandonados.

adop-p-0002

Hasta el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Graneros, dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename) en la Región de O’Higgins, se trasladaron las familias que postularon para adoptar a los canes del proyecto “Terapia Asistida de Animales”, de la Corporación Trapem, financiado por la Subdere como iniciativa que busca una intervención terapéutica bidireccional.

adop-p-000

Los 13 perros rescatados ingresaron al programa para ser reubicados con familias que les den el cuidado correspondiente, esto en el marco de la ley de tenencia responsable de animales, conocida como “Ley Cholito”.

adop-p-0003

Uno de los jóvenes que participó en el adiestramiento, Cristian, manifestó su satisfacción al ver cómo su perro a cargo pudo irse con una familia: “Fue una linda experiencia, me alegro mucho que podamos ayudar para que estos perros puedan ser recogidos y tengan un hogar donde los cuiden”, comentó.

adop-p-0004

Al respecto, la coordinadora nacional del programa tenencia responsable de animales, Carolina Guerrero, expresó que “estamos felices de colaborar a través de la entrega de nuestros fondos concursables con la realización de un proyecto tan emotivo, que no solo ha generado un beneficio para los perritos, sino que también para los mismos jóvenes que se encuentran cumpliendo sanción, quienes cumplieron responsablemente con su rol de entrenadores y adquirieron conocimientos sobre adiestramiento canino”, afirmó la coordinadora.

adop-p-0005

Por su parte, el director del centro de Graneros, Walter Valdebenito, indicó que “ha concluido una importante etapa en el proceso de adiestramiento, donde adolescentes y jóvenes generaron un espacio de cuidado para los canes asignados, los que ya fueron entregados a sus familias adoptivas en una instancia de alegría y emoción”.