Menú Principal
piramid-00001
12 de Abril de 2019

Jóvenes del centro de justicia juvenil de San Bernardo aprenden acrobacias en taller de circo

La actividad recreativa busca acercar las artes circenses para fomentar la creatividad, el trabajo en equipo y la vida sana.

Con talleres de trapecio, acrobacias y malabarismo, la Fundación Circo Chico, de la comuna de Puente Alto, instaló sus estructuras y trabajó con los jóvenes que cumplen sanción en el Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) San Bernardo. Durante la jornada abordaron técnicas básicas del circo social, instancia que les permitió interactuar sanamente y compartir nuevas experiencias.

Pamela García, directora (s) del CIP-CRC, felicitó la participación de los jóvenes y funcionarios: “Agradecemos a Circo Chico por haber aceptado nuestra invitación, contribuyendo a fortalecer las actividades de los jóvenes, potenciando sus habilidades y conociendo experiencias exitosas de reinserción social a través del deporte”, señaló.

Marco Velásquez, fundador del proyecto donde niños y jóvenes destinan su tiempo y vida al espectáculo circense, agradeció la oportunidad de visitar el centro y realizar la actividad: “Fue una jornada muy gratificante tanto para los jóvenes como para los monitores del circo; esperamos continuar trabajando y aportando para fomentar el deporte y la vida sana”, comentó.

Circo Chico cuenta con una vasta experiencia trabajando con poblaciones vulnerables en Puente Alto y la población “Bajos de Mena”, formando monitores y fomentando la reinserción social a través de la incorporación de disciplinas circenses.