Menú Principal
meso-00001
11 de Enero de 2019

Jóvenes del centro de justicia juvenil de Limache se matricularon en educación superior

Gracias a un beneficio de salidas podrán comenzar un nuevo camino hacia la reinserción social.

Una gran oportunidad para reinsertarse socialmente tienen por delante cinco adolescentes del Centro de Internación Provisoria y de Régimen Cerrado (CIP-CRC) Limache, quienes gracias a una serie de esfuerzos y gestiones podrán comenzar este año sus estudios de educación superior en el Instituto DUOC UC.

Los beneficiados se matricularon en las carreras de Administración en Redes y Telecomunicaciones, Técnico en Construcción y Técnico en Administración Financiera. La asistencia a clases está regulada por un beneficio especial que aprueba sus salidas para dirigirse a la casa de estudios.

Humberto, uno de los jóvenes que accederán al permiso, dijo que “es grandioso poder estudiar en un instituto, porque puedo sacar la carrera que quiero y con eso voy a poder buscar trabajo”. El sentimiento fue compartido por Isaías, quien añadió su agradecimiento hacia el equipo del centro: “Me han ayudado harto para poder quedar matriculado, además, estudié mucho durante el año”, aseguró.

Los adolescentes accedieron a matrícula gratis gracias a un convenio entre el DUOC y la Fundación Súmate, organización que ha sido un gran aliado del CIP-CRC para la inserción educativa, brindando también incentivos para costear el transporte y la alimentación.

La buena noticia fue celebrada por el director regional del Sename Valparaíso, Rachid Alay, en un desayuno con los nuevos universitarios donde los motivó a “enfrentar este desafío con muchas ganas, y así crecer para ser una mejor persona y un empuje tanto para sus familias como sus propias vidas”. Alay también felicitó al equipo técnico, directivo y educativo del centro por el trabajo realizado.

Por su parte, María Ignacia Díaz, terapeuta ocupacional del CIP-CRC, dio detalles de todo el trabajo previo: “Partimos en marzo de 2018 a realizar un proceso de proyecto ocupacional para conocer sus intereses y motivaciones en relación al desempeño que van a tener en el medio libre. Posteriormente, comenzamos a trabajar en un proyecto de vida con talleres formativos relativos a los estudios de educación superior, todo con el apoyo de la Fundación Súmate, quienes también nos ayudaron en el proceso de matrícula”, sostuvo la profesional del Sename.

Así, estos cinco jóvenes que en marzo enfrentarán uno de los desafíos más importantes de sus vidas, también comienzan a ser un ejemplo para la reinserción social y laboral.