Menú Principal
IMG_1240
21 de Octubre de 2018

Presidente Piñera inaugura en Coyhaique la primera residencia familiar del Sename

“La nueva residencia es una casa común y corriente, de puertas abiertas, lo más parecido a un hogar y a una familia” afirmó el mandatario.



flickr
 Ver imágenes


casa-02

La primera residencia del nuevo modelo familiar fue inaugurada por el Presidente Sebastián Piñera en la ciudad de Coyhaique, materializando así uno de los cambios que anunció al comienzo de su mandato, para dar una atención de calidad a la niñez vulnerada del país.

casa-04

La casa está ubicada en la zona céntrica y residencial de la ciudad, y tiene 360 metros cuadrados. Está planificada para 15 jóvenes de entre 14 y 18 años, que son derivados por orden de los tribunales de familia debido a las graves vulneraciones que han sufrido.

casa-03

El mandatario destacó los atributos de la nueva residencia, como el personal idóneo y capacitado para realizar el proceso de intervención de los niños a nivel individual y familiar. El objetivo final es restituir su derecho a vivir en familia y, en aquellos casos en que esto no fuera posible, realizar una adecuada preparación para la vida independiente.

Lo que busca el nuevo modelo de residencias familiares es transformar los centros de protección masivos e impersonales en espacios acogedores, donde se facilite una atención personalizada, basada en la construcción de vínculos que permitan a los niños y adolescentes sentir la residencia como un espacio emocionalmente seguro.

La directora del Sename, Susana Tonda, explicó que esto marca un antes y un después,  porque es una nueva mirada hacia la niñez vulnerada. “Esta residencia está ubicada en un barrio y queremos que los vecinos nos ayuden a integrar a los niños, que cualquier dificultad la sobrepasaremos juntos, hago un llamado a que nos apoyen”, indicó la directora nacional.

Tanto en el caso de Coyhaique como en las demás residencias de vida familiar se desarrollará un trabajo con la comunidad, con el propósito de que los adolescentes se inserten en la vida del barrio, acudiendo, por ejemplo, a los colegios y consultorios del sector.