Menú Principal
ciclista-0001
10 de Octubre de 2018

Club de Ciclismo Río Cruces continúa su trabajo en residencia de protección del Sename

Tras un primer acercamiento financiado por el Gobierno Regional de Los Ríos, la institución decidió becar a un grupo de participantes que podrá disfrutar de las bondades de esta disciplina.

Seis niñas de la residencia de protección Ai-Makoo, que funciona gracias a un convenio entre Fundación Mi Casa y el Servicio Nacional de Menores en Los Ríos, seguirán participando del proceso formativo de ciclismo que ha impulsado el club valdiviano Río Cruces, el cual busca proyectarlas en el desarrollo de esta disciplina para el futuro.

Las actividades se han desarrollado durante dos meses, periodo en el que las niñas conocieron los aspectos teóricos y prácticos implicados en este deporte, junto con acceder a un proceso de acondicionamiento físico para avanzar hacia otras etapas.

Nelson Estrella, presidente del club de ciclismo, detalló algunos aspectos del primer trabajo desarrollado: “En esta primera etapa abordamos la normativa del tránsito y la preparación técnica para resolver problemas básicos de las bicicletas, además de la inducción a través de lo que llamamos ciclismo en rodillo. Gracias al excelente desempeño en las clases, es que como institución decidimos seguir trabajando con ellas, ya que nos motiva impulsar el deporte en jóvenes vulneradas en sus derechos”, afirmó.

Del mismo modo, agregó que la respuesta de las niñas en este proceso “nos deja satisfechos, porque el trabajo lo hemos realizado con mucho ímpetu, lo que se refleja en los resultados conseguidos. Nos faltan algunas cosas para seguir avanzando, pero articularemos una labor con otras instituciones para generar un complemento”, concluyó.

La directora regional del Sename Los Ríos, Valeria Salazar, destacó el aporte de esta vinculación: “Como servicio hemos señalado que una forma muy efectiva de aportar experiencias significativas a los niños, niñas y adolescentes, tiene relación directa con lo que hoy estamos destacando, es decir, la voluntad de las organizaciones de colaborar con un proyecto que refleja una tremenda oportunidad, colocando a disposición de las niñas una disciplina con la que pueden divertirse y desarrollarse como personas. Agradecemos la dedicación con la que se ha gestionado cada paso de este hermoso proyecto”, expresó.