Menú Principal
gest-0001
1 de Agosto de 2018

Jóvenes de la red Sename Atacama inician curso de Mecánica básica

Beneficiados que se encuentran cumpliendo sanción podrán reinsertarse laboralmente gracias a la iniciativa.

gest-0002

Durante un lapso de tres meses, jóvenes que cumplen sanción en medio libre y régimen semicerrado del Centro de Internación Provisoria (CIP) de Paipote, dedicarán sus tardes a aprender sobre mecánica básica y, en la práctica, conocerán el proceso de la desabolladura y pintura de vehículos. El curso, que consta de módulos teóricos y prácticos, es dictado por profesores con experiencia en la materia y cuenta con un taller de apresto laboral, en el que recibirán información y orientación sobre cómo armar un buen currículum vitae, contratos de trabajo, planilla de remuneración y los fondos de capacitación del gobierno a los que pueden postular para continuar perfeccionándose o emprender un negocio.

gest-0003

La reinserción es uno de los objetivos de la justicia juvenil, es por ello que el Sename dispuso los recursos para la ejecución del curso, licitado en concurso público y adjudicado por la OTEC InverCap. La inversión es de aproximadamente $1.350.000 por alumno, ya que además de incluir subsidio de locomoción y alimentación, al completar satisfactoriamente las clases también se les entregará un kit de herramientas. La asistencia es fundamental para aprobar, por lo que se les exige el 75% de un total de 38 días. Las clases iniciaron el lunes 30 de julio y se extenderán hasta el 26 de septiembre, en jornada de tarde.

Durante la bienvenida al inicio de clases, el director regional del Sename Atacama, Víctor Silva, trasmitió a los jóvenes la importancia del aprendizaje y la transmisión de conocimientos como un invaluable capital humano, instándoles a “ser constantes y concluir satisfactoriamente este proceso”.

Asimismo, Carolina Flores, gerente y representante legal de Invercap, junto con presentar a los profesores a cargo, explicó los módulos, horarios y exigencias: “Este es un curso que les entregará un oficio, lo que les permitirá trabajar en un taller mecánico o generar un microemprendimiento en desabolladura y pintura, aprendiendo desde lo práctico y lo teórico”.

Bastián (18), uno de los beneficiados, comentó que le motiva la posibilidad de poner un taller mecánico, pese a que no tener experiencia previa. “Con esto uno aprende, porque te enseñan a hacer cosas que no se aprenden estando en la calle”, sostuvo.