Menú Principal
manitos_0001
6 de Marzo de 2018

La adopción y el acompañamiento del Sename para quienes presentan conflicto con la maternidad

El subprograma “Apoyo y Orientación a la Familia de Origen del niño/a”, atienden a quienes tienen dudas sobre la maternidad o paternidad.

El proceso de Adopción en nuestro país está regulado por ley y busca restituir el derecho de vivir en familia de un niño o niña que fue víctima de graves vulneraciones. Es a través de este proceso que existe el subprograma del Servicio Nacional de Menores (Sename) denominado “Apoyo y Orientación a la Familia de Origen del niño/a”, el cual atiende a personas que manifiesten dudas o conflictos con la maternidad.

Al respecto, el psicólogo de la unidad de Adopción de la dirección regional Sename O’Higgins, Paulo Zamorano, explicó en qué consiste este acompañamiento y orientación que se realiza de manera confidencial con quienes lo solicitan.

“El principal objetivo de este subprograma es brindar información para que las personas que se encuentren con un conflicto en cuanto a su intención de continuar su rol de padre o madre, puedan de manera responsable e informada, determinar si quieren continuar con el cuidado o quieren ceder a su hijo o hija en adopción”, explicó el profesional.

Asimismo, destacó que “lo importante es entregar toda la información respecto a lo que implica un proceso de cesión y un proceso de adopción, desde el ámbito judicial, lo que ocurre con un niño o niña y de también como es el proceso de selección de los postulantes para ser padres o madres adoptivos”.

Respecto a las dudas de quienes no saben si continuar con su hijo o hija, señala que “el foco se centrará en brindar esta información y desde ahí generar un razonamiento con un criterio de realidad mucho más adecuado para tomar una decisión responsable”.

Respecto al motivo que mueva a tomar esta decisión, aclaró que “no es una causal para ceder a un hijo en adopción el tener problemas económicos y desde esa línea si una persona quiere continuar con el cuidado de su hijo, se debe brindar todo el apoyo a fin de vincular con los programas que puedan ayudarla para continuar con su crianza”.

“Esta es una decisión voluntaria de querer ceder a su hijo o hija y pueda ser adoptado, pero también es importante en los otros casos (quienes continuarán con la crianza), evaluar y saber si existe algún tipo de vulneración de derechos u otras temáticas más complejas”, puntualizó el profesional de Sename O’Higgins.

Además, agregó que “el acompañamiento también se da con posterioridad, cedan o no, con el fin de saber si el niño o niña está en un contexto seguro y en el caso de ceder, acompañar a las madres o parejas con este duelo psicológico que implica ceder un hijo para ser dado en adopción, lo que finalmente se traduce en un acto de amor y que no siempre es entendido de esa manera”.

Es importante indicar que los procesos siempre son confidenciales y que en los casos donde haya madres menores de edad, se les entrega la misma información. Sin embargo, si continúan con la decisión de ceder se les informa desde el inicio que la persona que está a cargo de sus cuidados personales o quien sea el adulto responsable legalmente, tiene que enterarse al momento del juicio, porque también deben participar de ese proceso.

Para quienes tengan dudas o quieran hacer consultas, se pueden acercar a la dirección regional del Sename O’Higgins, ubicada en avenida España #45, Rancagua o llamar al teléfono (72) 2221664 o al 722220468.