Menú Principal
campana-fae_28-12-2017
28 de Diciembre de 2017

Familias de acogida: una hermosa oportunidad de ayudar

La campaña del Sename “Donde caben 2, caben 3” busca fomentar el sistema de acogida para niños y niñas que, por decisión de un tribunal, necesitan una familia temporal que les brinde afecto.

 “Cuando uno quiere cambiar el sistema, hay que hacer algo; esto es una ayuda real”. Así explica Álvaro la decisión que tomó junto a su esposa Paloma para ser familia de acogida en la ciudad de Concepción.

Ellos son parte de un programa que tiene como objetivo cuidar de manera transitoria a niños y niñas que debieron ser separados de sus padres, por orden de un tribunal de familia, porque son víctimas de negligencia o han sufrido vulneraciones como abandono, violencia sexual u otras formas de maltrato físico o psicológico.

El objetivo de la campaña “Donde caben 2, caben 3” del Servicio Nacional de Menores (Sename) es que más personas estén dispuestas a convertirse en familias de acogida, un sistema que tiene muchos beneficios, en especial para los niños más pequeños, debido al cuidado personalizado que reciben.

En el país existen 74 proyectos de familias de acogida. De ese total, 69 pertenecen a distintos organismos colaboradores. Desde el 2016 funcionan otros 5 proyectos a cargo directamente del Sename, en 3 regiones del país: Metropolitana, Valparaíso, Biobío, que se sumaron como parte de un plan gubernamental para que la mayor cantidad de niños entre 0 y 6 años vivan en familias de acogida en vez de permanecer en un centro (lo que se denomina “desinternación”). Mientras más familias existan, más opciones tienen los tribunales de familia de optar por esta alternativa.

Tras ir a una charla donde les explican a los interesados los detalles del programa, se realizan evaluaciones y capacitaciones. Álvaro y su esposa cuentan que tuvieron casi cuatro meses de preparación, “no sólo para la familia sino también para nuestro entorno cercano; hasta aprendimos primeros auxilios”, explica Paloma.

Lorena y Fernando son de San Pedro, en la Región del Biobío. Tienen dos hijos ya grandes y hace un año cuidan en su casa a un niño que se ha integrado perfectamente a la dinámica familiar. “El día que llegó se llenó de parientes y amigos, nadie se quería ir” recuerda Fernando, quien después de mucho tiempo volvió a escuchar los gritos de alegría cuando vuelve del trabajo.

Quienes acogen a un niño firman un compromiso. Saben que se trata de un proceso temporal, que puede extenderse por meses o años, dependiendo de lo que determine el tribunal de familia. El periodo de permanencia dependerá de lo que dure la intervención con la familia biológica o mientras se busca una familia adoptiva. El mayor porcentaje de niños vuelven con sus familias biológicas (74% el año 2016).

Lorena reconoce que cuando el niño se vaya con su familia definitiva “va a ser un momento triste, pero va a quedar la satisfacción de saber que estuvo aquí y estuvo bien. Es algo que va a tener que pasar por su bien”.

Aumento gradual de familias de acogida

Durante los últimos años, ha ido disminuyendo el número de niños, niñas y adolescentes que ingresan a centros o residencias de protección, y han aumentado los que quedan al cuidado de familias de acogida.

grafica-fae-03_27-12-2017

El 2012, de los niños, niñas y adolescentes que fueron separados de sus familias por orden de los tribunales solamente el 20% quedó al cuidado de familias de acogida (1.628), mientras el 80% fue derivado a centros de protección (6.622).

grafica-fae-01_27-12-2017

En contraste, durante el primer semestre del 2017, el 45% fue derivado a familias de acogida (1.886) y el 55% a centros de protección (2.267). A pesar de este avance, faltan más familias de acogida, para que el número de niños en centros disminuya aún más.

grafica-fae-02_27-12-2017

Requisitos para ser familia de acogida

  • Ser mayor de edad.
  • Interés y aptitudes para la crianza infantil.
  • Ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades básicas del grupo familiar.
  • Salud psíquica y física compatible con las labores propias del acogimiento familiar.
  • Mantener vínculos de afecto al igual que de desprendimiento, ya que el niño o niña deberá regresar con su familia de origen o irse a vivir definitivamente con su familia adoptiva.

Más información en www.familiasdeacogida.cl o en el teléfono 22398 4468.

Familias de Acogida – Campaña (ver Video)