Menú Principal
paseo-arau_00001
11 de Septiembre de 2017

Niños y niñas de centro de protección Belén disfrutan de termas cordilleranas

12 niños de entre 3 y 6 años disfrutaron de una tarde recreativa, permitiéndoles una mayor vinculación social en sus procesos reparatorios y de restitución de derechos.

Un grupo de 12 niños y niñas que se encuentran en el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) Belén, tuvieron la oportunidad de disfrutar de las bondades de las termas Trancura, en el sector cordillerano de Curarrehue, en la Región de La Araucanía.

La iniciativa enmarcada en el plan de actividades preparadas por el equipo profesional de este centro del Servicio Nacional de Menores (Sename), permite a los niños y niñas obtener aprendizajes significativos por medio de procesos de inclusión y vinculación social en diferentes entornos, visitando escenarios donde tienen la posibilidad de recrearse.

La terapeuta ocupacional del centro, Samia Tessahuac, encargada de la preparación y guiado de las rutinas de los niños, explica que este tipo de actividades buscan un equilibrio ocupacional y en ello se inscribe la vinculación social: “Dentro de las actividades que los niños y niñas deben realizar de acuerdo a sus edades, se encuentra la vinculación social, tal como si ocurriera con sus familias, donde tienen la posibilidad de acudir a diversos lugares”.

Ya en el lugar fueron recibidos con un almuerzo para, luego del reposo adecuado, disfrutar de la piscina, pasando gran parte de la tarde en sus aguas temperadas. “Los niños estaban felices y no querían salir del agua, se portaron excelente. Al ver sus caritas se retribuyen todo los esfuerzos extralaborales que realizamos”, agregó la terapeuta ocupacional.

Finalmente, la experiencia vivida por los niños y niñas será registrada en el Libro de Vida para que en el futuro recuerden las actividades realizadas, permitiéndoles revivir las sensaciones de su primera visita a un centro termal.