Menú Principal
atacam_0001
9 de Agosto de 2017

Jóvenes privados de libertad disfrutan del teatro

La compañía Joligud Broders visitó el centro de justicia juvenil de Atacama y deleitó a los adolescentes con la puesta en escena de la obra “El Payaso”

Una entretenida jornada, marcada por las risas de los jóvenes que permanecen privados de libertad en el Centro de Internación Provisoria (CIP) y Centro de Régimen Cerrado (CRC) de Copiapó, se vivió al interior del recinto gracias a la visita de la compañía de teatro Joligud Broders, que con la puesta en escena del proyecto “El Payaso”, entregó un valioso momento de recreación y esparcimiento para adolescentes, educadores de trato directo y profesionales del centro.

El grupo teatral, proveniente de Santiago, llegó a Copiapó en el marco de la segunda versión del Festival Itinerante de Artes Escénicas de Atacama, organizado por la Fundación Ser Humano. En ese contexto, fue contactado por el centro de justicia juvenil para coordinar una visita que se concretó exitosamente.

La obra “El Payaso” es un proyecto que intenta rescatar la figura típica del tony chileno, personaje tradicional en la cultura costumbrista nacional. Junto con ello, el proyecto busca, generalmente, acercar sus rutinas clásicas a niños, niñas y adolescentes de establecimientos educacionales municipales y rurales.

“Fue una experiencia bastante motivadora al poder compartir nuestro arte con los jóvenes que actualmente están privados de libertad. Es la primera vez que “El Payaso” se exhibe en un recinto administrado por Sename; ha sido muy gratificante, por lo que pretendemos repetir”, aseguró Carolina Reyes, psicóloga y representante de los Joligud Broders.

“Agradecemos a la compañía, ya que con el simple acto de mostrar su arte se transforman en un aporte muy importante para el proceso de reinserción de los jóvenes. Esperamos que esta iniciativa sea un ejemplo para muchos otros que tengan las ganas de demostrar que es posible cumplir los sueños con trabajo y esfuerzo”, manifestó la gestora de redes del centro de justicia juvenil de Copiapó, Sandra Malla.

La compañía, integrada por Carolina Reyes, Pablo Villablanca, Mario Ubeira, Roberto Cabian y Fernando Barrios, tuvo una excelente conexión con los adolescentes, lo que permitió una notoria interacción y participación. “Queremos regresar para realizar un taller con los adolescentes del sistema y también con alumnos y alumnas de escuelas de la región, con el propósito de potenciar sus aptitudes artístico creativas”, finalizó Carolina Reyes.